Español Portugués, Portugal

La Feria Ibérica de Turismo (FIT) de Guarda nació en 2014 con vocación ibérica, aspirando a ser una plataforma donde el turismo de España y Portugal pueda encontrar recíproca visibilidad, creando entre ellos nuevas redes de contacto.

Los organizadores de la FIT han dedicado las jornadas de profesionales de FITUR 2020 para intensificar la colaboración con aquellos territorios españoles con los que ya tienen relación, por haber participado en anteriores ediciones de la Feria Ibérica, como es el caso de Béjar, Guijuelo, la Mancomunidad Sierra de Francia, la Diputación de Salamanca, la Junta de Castilla y León o la Diputación de A Coruña, entre otros.

En declaraciones para Salamanca Al Día, el director de la FIT, Carlos Condesso, ha afirmado que la finalidad de estas reuniones es “fortalecer la cooperación y la participación española en la feria, ya que es un mercado importante para Portugal, principalmente para su región Centro, en la cual se incluye Guarda”.

La Feria Ibérica de Turismo se ha ido consolidando durante sus seis ediciones anteriores como una plataforma de divulgación, captación y desarrollo de flujos turísticos, principalmente en las regiones fronterizas del interior peninsular. Sus promotores consideran a Guarda como “un enclave geográfico y culturalmente idóneo para acoger una feria con estos objetivos, pues la ciudad se sitúa a medio camino entre las dos capitales ibéricas, Lisboa y Madrid, inserida en un espacio supranacional donde se concibe el turismo como actividad económica determinante para paliar las consecuencias derivadas de la interioridad”.

La FIT 2020 trascurrirá en Guarda (Portugal) del 30 de abril al 3 de mayo.