Español Portugués, Portugal

Guinea-Bissau tiene un nuevo presidente de la República. Umaro Sissoco Embaló, doctor por la Universidad Complutense de Madrid, tomó posesión en una ceremonia simbólica. Esta ceremonia, que tuvo lugar en un hotel de Bissau, estuvo marcada por la ausencia del Gobierno, los partidos de la mayoría parlamentaria y los aliados internacionales.

El país está sumido en otra crisis política que ha llevado a Sissoco Embalo a destituir a Aristides Gomes, primer ministro hasta el momento. Este fue reemplazado por Nuno Nabian, el líder de la Asamblea Popular Unida – Partido Demócrata de Guinea-Bissau (APU-PDGB).

El Gobierno recién destituido no asistió a la toma de posesión del nuevo jefe de Estado y denunció por redes sociales que las instituciones están siendo blanco de un «golpe de estado» (los militares ocuparon zonas estratégicas, como la radio o algunos ministerios). Según el periódico portugués Público, la casa de Aristides Gomes ha sido invadida por los militares. Esta acción militar fue confirmada por el propio presidente Embalo.

El Tribunal Supremo analiza un proceso de impugnación de los resultados electorales presentado por el candidato, apoyado por el gobierno saliente, Domingos Simões Pereira. El presidente del Parlamento, Cipriano Cassamá, que había rechazado la toma de posesión de Sissoco Embaló y que había sido elegido por el Parlamento como presidente interino, ha renunciado alegando razones «de seguridad contra su persona y su familia».

La crisis política en el país, que condujo a la disputa de las últimas elecciones y el recuento de los votos, ha llevado a varias organizaciones internacionales, como la CEDEAO (Comunidad Económica de los Estados de África Occidental), a recomendar que se extremen las medidas de seguridad. El ministro portugués de Asuntos Exteriores, Augusto Santos Silva, aconsejó a los ciudadanos lusos que viven en este país (hay alrededor de 2.500) que restrinjan su circulación a lo estrictamente necesario. La CPLP (Comunidad de Países de Lengua Portuguesa) pide neutralidad a los militares.