Español Portugués, Portugal

Ahora ya con un horizonte temporal concreto, el Foro Cívico Ibérico inicia los preparativos para el encuentro de la sociedad civil en paralelo a la Cumbre Ibérica de los Gobiernos, que se celebrará el 2 de octubre en Guarda.

Los participantes del Foro están proponiendo ponencias y ponentes para un evento sin precedentes, que supone un espacio de diálogo y reivindicación para asociaciones y ciudadanos diversos, procedentes de La Raya, del iberismo, de la defensa del folclore ibérico, del mundo iberoamericano o de la promoción conjunta de las lenguas española y portuguesa.

Aunque la reunión de este sábado ha girado en torno a elementos más prácticos y organizativos, también ha habido tiempo para nuevas lluvias de ideas a incorporar a un documento conjunto, que se elaborará a lo largo del presente mes.

Desde La Raya se tiene cierto optimismo en la Cumbre Ibérica por la anunciada y novedosa: “Estrategia Común de Desarrollo Transfronterizo”. Desde el Foro Cívico se quiere que dicha estrategia priorice la diversificación económica, las centrales de biomasa, un plan ibérico de ordenación del territorio rayano, nuevas Eurociudades, equipos de trabajo conjuntos, plataformas colaborativas, así como explotar la potencialidad turística y la innovación en la producción agrícola (invirtiendo en productos diferentes a los tradicionales y dando formación específica a empresarios y trabajadores para rentabilizar esos nichos de mercado). Asimismo, se considera que, aunque haya sectores políticos que no favorecen a la aproximación, nadie debería estorbar.

Por otro lado, se valora que es muy importante que los Gobiernos tengan conciencia de que existe un movimiento cívico ibérico, con credibilidad, que exige que le escuchen y que quiere ser útil para la acción de los poderes públicos.

Se ha insistido en los problemas de movilidad por falta de convalidación automática de títulos y por trabas burocráticas en la contratación de trabajadores del país vecino. Se apuesta por el asociacionismo en la Raya porque también ayuda al turismo, por la vía de la concentración de personas (respetando las normativas sanitarias). Es fundamental la preservación del folclore rayano y la divulgación de su cultura y gastronomía, así como estimular rutas rayanas en su verticalidad y horizontalidad.

Este Foro reúne diferentes sensibilidades. Es transversal en lo ideológico, en lo nacional y lo regional. Existe una natural tensión entre las propuestas encaminadas al estímulo del desarrollo económico y la preservación de la naturaleza. El esfuerzo estará en encontrar una síntesis donde la naturaleza y el hombre convivan en condiciones de preservación mutua. En ese sentido, se ha afirmado que las regiones rayanas deberían de ser compensadas económicamente por ser menos contaminantes.

Se constata que son muchas las temáticas y las posibilidades a explorar en diferentes estrategias comunes de desarrollo entre España y Portugal. Un punto de partida, para evitar divagaciones que pasen desapercibidas, es exigir lo incumplido en otras cumbres: que no es poco. La prioridad más urgente sería la mejora de las comunicaciones, desde una visión integrada peninsular, europea y transfronteriza. Se necesita, para ello, estímulos públicos, privados, liderazgo local, nuevos habitantes, para así romper la dinámica de despoblación, por el fin de la economía de aduanas y contrabando, y crear una nueva dinámica de repoblación con una nueva economía que encuentre ventajas en lo rayano y lo ibérico. A diferencia de otras fronteras europeas, la hispanolusa está infradesarrollada. Lo cual tiene mucho que ver con la falta de coordinación permanente entre ambos países. La propia Comisión Hispano-Lusa, que se encarga de asuntos transfronterizos y de preparar las Cumbres Ibéricas, podría asumir un rol institucional más relevante y decisivo, realizando un papel permanente de coordinación ibérica. Una pequeña utopía sencilla de realizar.

El reciente movimiento gubernamental de Portugal de mirar hacia su interior (y hacia el mercado ibérico) nos invita a ser optimistas, lo que debería ser correspondido por España con una mirada estratégica al oeste, dentro de una perspectiva más amplia de una buena comunicación del Mediterráneo al Atlántico, del Norte al Sur y entre ambas capitales.

La próxima reunión del Foro Cívico Ibérico será el próximo sábado 12 de septiembre a las 12:00 de España (11:00 de Portugal). Para apuntarse (gratuitamente), escriban a: [email protected]