Español Portugués, Portugal

El Gobierno ha aprobado este martes las condiciones de la línea de avales para asegurar la liquidez de pymes, autónomos y grandes empresas afectadas por la crisis del coronavirus y ha puesto en marcha un primer tramo con un importe por 20.000 millones de euros para garantizar los préstamos que soliciten.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha anunciado que los avales públicos alcanzarán el 80% de los préstamos a pymes y autónomos, mientras que para el resto de empresas cubrirá el 70% de los nuevos préstamos concedidos y el 60% en las renovaciones.

La medida afecta tanto a los préstamos nuevos como a los ya concedidos, tendrán carácter retroactivo desde el 18 de marzo y su duración será igual a la de los créditos, con un máximo de cinco años. La ministra ha explicado que esta línea de crédito servirá para atender necesidades de financiación derivadas de pago de salarios, circulante y facturas.

Montero ha asegurado que el objetivo de este sistema de liquidez es preservar tanto la actividad productiva como el empleo. La titular de Hacienda ha explicado que cuando se agote éste primer tramo de 20.000 millones, «entrará en acción hasta completar los 100.000 millones y ver también cómo se comporta este sistema». Así, ha destacado que «si por la demanda o situación de mercado», ven necesario hacer «algún ajuste», el Ejecutivo estará en condiciones de hacerlo.