Español Portugués, Portugal

Iberdrola continúa su apuesta en la producción de energía solar, acercándose a las metas portuguesas y europeas de descarbonización.

Este proceso de transición energética forma parte de la estrategia de la empresa desde hace más de 20 años; y, para conseguirlo, se han gastado ya 100.000 millones de euros. Una inversión dirigida hacia las energías renovables; las redes eléctricas inteligentes, y loa sistemas de almacenamiento a gran escala.

En Portugal, a través de la oferta «Smart Solar», la compañía produce energía 100% verde para todos los consumidores residenciales. De los 1.519 MW producidos, 1.158 MW son de tecnología hidroeléctrica; 255 MW de fotovoltaica; 14 MW de almacenamiento en forma de batería, y 92 MW de energía eólica (en operación).

Las personas físicas y los propietarios de edificios pueden solicitar incentivos para la instalación de paneles solares, con una subvención de hasta 2.500 euros. Para ello, basta con presentar la solicitud a este programa, que es operado por el Fondo Ambiental, y que va a apoyar medidas e intervenciones que promuevan la rehabilitación; la descarbonización; la eficiencia energética; la eficiencia hídrica, y la economía circular en edificios residenciales y viviendas unifamiliares.

Apuesta solar

En la subasta promovida por el Ministerio de Medio Ambiente y Transición Energética portugués, Iberdrola ha logrado la concesión de un proyecto híbrido fotovoltaico en el Algarve, el cual alcanzará los 83 megavatios de capacidad instalada fotovoltaica (MW).

Este punto de conexión se une a otro, alcanzado en la subasta de 2019, y situado en las regiones del Algarve y del valle del Tajo (aún en desarrollo).

Para permitir un cambio más rápido desde el punto de vista económico y medioambiental, sobre todo tras la situación provocada por la covid-19, Iberdrola ha estado acelerando todas sus inversiones, a fin de contribuir a la creación de empleo.