Español Portugués, Portugal

Mercadona, empresa de supermercados española, que entró en el territorio de Portugal el año pasado, presentó sus resultados netos para el período de 2019; con un aumento, tanto en los ingresos, como en los espacios físicos de los que son propietarios. A través de un «plan de transformación», se pretende transformar el grupo en una fuerza motriz económica y social.

Con 90.000 colaboradores, el año de 2019 fue relevante para Mercadona, con la entrada en territorio portugués. Con 10 tiendas abiertas en Portugal, y con la apertura prevista en 2022 de un espacio en Lisboa, el grupo de Juan Roig tuvo, este primer año, una facturación total superior a 32 millones de euros. Sólo en impuestos, pagaron 11 millones de euros.

Para consolidar su desarrollo, y sentar las bases de la Mercadona del futuro, la empresa seguirá promoviendo su plan de transformación hasta 2023 y, a tal fin, tiene previsto invertir 1800 millones de euros en 2020. Estos se utilizarán, principalmente, para abrir nuevos supermercados; 69 en España, y 10 en Portugal. También se renovarán 160 supermercados para adaptarlos al Nuevo Modelo de Tienda Eficiente (Tienda 8), y seguir desarrollando el Proyecto «Frescos Global». Para seguir promoviendo estos, y otros proyectos, se estima que se crearán 2000 puestos de trabajo, tanto en Portugal, como en España.

Sobre estas ganancias, el presidente de Mercadona recuerda, que «en 2019, con ‘El Jefe’ (el cliente) siempre como Faro, hemos seguido consolidando la brutal transformación en la que está inmersa Mercadona, alcanzado un hito histórico para todos cuantos formamos la compañía, nuestra internacionalización en Portugal el pasado mes de julio. Todo esto, como los retos que aún tenemos por delante, no se podría conseguir sin la verdadera fuerza de la transformación de Mercadona: las 90.000 personas, 900 de ellas en Portugal, que con su talento, esfuerzo y liderazgo están construyendo una empresa cada vez más consciente de que su papel es contribuir a mejorar el entorno social y económico produciendo de forma eficiente y responsable para generar prosperidad compartida».

Además del desarrollo económico, uno de los grandes compromisos de Mercadona implica un crecimiento sostenible, gracias a un modelo empresarial responsable. Para ello, en 2019 se realizó una inversión económica de 44 millones de euros para la implantación de una mayor eficiencia energética; de gestión de residuos, así como para una reducción de plásticos del 25%. Los envases utilizados en los productos a la venta en la tienda deben ser reciclables o compostables.