El Estado y las autonomías se coordinarán sobre refugiados, energía y ciberseguridad

El Gobierno español acelerará el despliegue de energías renovables e incrementará los recursos destinados a esta finalidad

Comparte el artículo:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

El Estado y las autonomías se coordinarán para dar una respuesta a las consecuencias de la guerra en Ucrania en aspectos como la acogida de refugiados, la energía y la ciberseguridad, según el borrador del acuerdo que se debatirá el domingo en la Conferencia de Presidentes que se celebrará en La Palma.

El borrador, al que ha tenido acceso Efe, que ha sido presentado en la reunión telemática del Comité Preparatorio de Impulso y Seguimiento de la Conferencia celebrada este viernes, expresa en el primero de sus 18 puntos su «condena en los términos más enérgicos a la agresión militar ilegal, no provocada e injustificada de la Federación de Rusia contra Ucrania, así como la participación de Bielorrusia en esta agresión».

En materia de cooperación humanitaria -puntos 2 a 4- y acogida y protección -5 a 7- se ratifica la coordinación entre la Administración General del Estado y las comunidades y ciudades autónomas, junto con las entidades locales; se destaca el papel de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid); y se anuncia la convocatoria en próximas fechas de la Comisión Interterritorial de Cooperación para el Desarrollo.

El Gobierno y los ejecutivos autonómicos asumen el compromiso de incrementar sus aportaciones para sufragar las acciones de cooperación que se van a poner en marcha en Ucrania y reafirman su disposición a coordinarse, junto a las entidades locales, para garantizar la acogida, protección y bienestar de las personas que accedan a España huyendo del conflicto.

A este respecto, destaca que «el Gobierno de España está impulsando un plan de recepción y acogida de personas desplazadas procedentes de Ucrania e integrando todas las contribuciones de las comunidades autónomas y los municipios», y precisa que los permisos de residencia y trabajo por un año renovable se otorgarán en un máximo de 24 horas.

En cuanto a las respuestas ante el impacto socioeconómico -puntos 8 a 12-, se recoge que el Gobierno «hará lo posible por alcanzar, junto con los agentes sociales, un acuerdo de país sobre rentas que proporcione estabilidad y confianza al conjunto de la sociedad, evitando una espiral inflacionista».

En el ámbito específico de la energía, el Gobierno «aprobará medidas dirigidas a la reducción del coste energético, con especial atención a los colectivos necesitados de especial protección social y los consumidores electrointensivos e industriales», y las autonomías, junto con las entidades locales, asegurarán, en su ámbito competencial, que las medidas «lleguen a las poblaciones más vulnerables».

Además, el Gobierno acelerará el despliegue de energías renovables e incrementará los recursos destinados a esta finalidad.

Ambas administraciones asesorarán a las empresas importadoras y exportadoras perjudicadas por las sanciones a Rusia y las futuras represalias de este país, buscarán soluciones al potencial impacto en la industria turística española, y reforzarán y acelerarán las inversiones en tecnologías críticas, desde semiconductores y baterías a principios activos de medicamentos esenciales.

Asimismo, promoverán «la creación de una reserva de bienes considerados estratégicos para preservar los derechos y libertades, el bienestar de los ciudadanos, el suministro de los servicios esenciales y los recursos de primera necesidad y de carácter estratégico».

Respecto a la ciberseguridad -puntos 13 a 16-, entre otras cosas se plantea que las instituciones autonómicas «apoyarán e impulsarán el desarrollo de la Red Nacional de Centros de Operaciones de Seguridad (SOC), que contará con el apoyo del sector privado para la implantación de nuevos SOC en las distintas administraciones y con la experiencia del foro CSIRT.es».

Estado y autonomías «implementarán medidas de ciberseguridad mínimas de obligado cumplimiento, graduadas según la criticidad de cada organismo»; establecerán una capacidad de cibervigilancia permanente; y garantizarán que el despliegue de productos, tecnologías e infraestructuras que acompañan a la transformación digital se realice con ciberseguridad.

Finalmente, para el seguimiento de los acuerdos que se adopten en la Conferencia de Presidentes en este ámbito -puntos 17 y 18- en la próxima reunión de este foro se analizará el estado de la situación y se adoptarán, en su caso, nuevos acuerdos.

En particular, las conferencias sectoriales priorizarán la adopción de acuerdos orientados a mitigar las consecuencias humanitarias de la guerra en Ucrania y a reforzar la unidad de las instituciones públicas en respuesta a los efectos socioeconómicos derivados de la misma.

Noticias Relacionadas