Español Portugués, Portugal

El expresidente de EFE (2012-2018) y actual director de publicaciones de La Razón, afirmó en un reciente artículo que “el alcalde de Oporto apuesta por algún tipo de unión entre España y Portugal. No es el único. Saramago fue durante toda su vida un defensor a ultranza de una Confederación hispano-lusa, y antes que él Pi i Maragall, Unamuno, Teófilo Braga y Joan Maragall, entre otros”.

José Antonio Vera considera que “juntos en una especie de Benelux (el Iberolux que propone Rui Moreira), portugueses y españoles podríamos constituir una potencia de 60 millones de personas que tendría un peso en la UE similar al de Francia e Italia”.

El periodista español agrega que “las encuestas, tanto allí como aquí, son cada vez más favorables al iberismo, habiendo evolucionado desde el 20 hasta el 70%-75% de apoyo”.

El expresidente de EFE tiene claro que el mayor enemigo del iberismo es la clase política de ambos países. “No progresamos en la búsqueda de fórmulas de unión y/o cooperación porque tenemos una clase política, allí y aquí, demasiado ensimismada que hace caso omiso de los sondeos y de la calle. Ojalá que se hagan oír en Portugal más voces como la de Rui Moreira. Si no tenemos fronteras, si estamos hermanados por la historia y nuestras lenguas similares, no se entiende que sigamos dándonos la espalda”, subrayó.

MÉDICOS ESPAÑOLES

Preguntados por esta cuestión, los médicos españoles consideran que un ‘Iberolux sanitario’ sería algo enriquecedor. «Cualquier tendencia a unir, a crecer en lugar de empobrecerse, siempre es positiva», señala Gabriel del Pozo, secretario general de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM).

«En sanidad ya tenemos médicos que de forma constante cruzan la frontera y acuden a trabajar a Portugal, existe una colaboración permanente. A nivel profesional y a nivel sindical es un espacio que debemos compartir», señala el representante de CESM.