Español Portugués, Portugal

En este primer aniversario, desde EL TRAPEZIO, primeramente, queremos agradecer a todos los lectores, portugueses y españoles, que cada día se informan en nuestra plataforma mediática ibérica. Tal y como nos propusimos desde el inicio, somos una publicación digital bilingüe dirigida a la comunidad hispanohablante y lusófona. Hemos contribuido para cumplir, de forma embrionaria, nuestro objetivo de crear una opinión pública ibérica, conscientes de la existencia de barreras administrativas y lingüísticas peninsulares.

En este año hemos demostrado como, de manera natural, existe un suficiente caudal diario de noticias e informaciones de calidad, que conciernen al mundo ibérico. Lo que justifica ampliamente un proyecto mediático ibérico. E incluso, ampliar sus bases y desarrollarlo, como ha sido la puesta en marcha del canal de Youtube de EL TRAPEZIO, con los programas de Conexión Ibérica (innovando en la fórmula de la intercomprensión), clases de literatura portuguesa, entrevistas y la reciente retransmisión del Foro Cívico Ibérico.

En estos doce meses hemos aplaudido todas las iniciativas de coordinación ibérica institucional y de la sociedad civil, y hemos criticado la descoordinación ibérica, como en los casos flagrantes de la reapertura de fronteras o de nocivos impactos ecológicos. Siempre respetando las soberanías nacionales y dando libertad de expresión al iberismo.

Consideramos de suma importancia crear una red ibérica de contactos, trabajando sobre el eje: Madrid-Lisboa-La Raya, así como sumar otras voluntades que quieran aportar su granito de arena, independientemente de la especialización, del territorio o de la ideología. Para poder estrechar las relaciones entre España y Portugal es necesaria una masa crítica ciudadana. Al mismo tiempo, vamos aumentando modestamente nuestra credibilidad e influencia en ambos Gobiernos, que ya asumen lo transfronterizo como estratégico. Queremos ser útiles para ambos países y transmitir que, si la estrategia transfronteriza es bilateral, lo bilateral que no sea transfronterizo debe ser también considerado como estratégico.

Creemos que el aplazamiento de la Cumbre no puede suponer un aplazamiento de las políticas integradoras. Hay que tratar con la máxima urgencia y prioridad: las inversiones en La Raya, el tren de alta velocidad Madrid-Lisboa, el órgano de coordinación política a nivel ministerial que se tenía previsto aprobar en la Cumbre, y las negociaciones del nuevo tratado de Amistad y Cooperación, donde debería primar la ambición e imaginación frente a la suspicacia burocrática.

Es difícil superar ciertas inercias históricas, pero hay muchas señales de esperanza como la Estrategia Común de Desarrollo Transfronterizo, la apuesta por el corredor ferroviario Sines-Madrid y la nueva Eurociudad Puerta de Europa (Vilar Formoso-Fuentes de Oñoro-Ciudad Rodrigo-Almeida).

Este es el primer año de otros muchos que vendrán. Esperamos que el próximo año, en el segundo aniversario, podamos celebrarlo juntos, colaboradores y lectores, presencialmente.

Un fraterno abrazo ibérico de parte de todo el equipo de EL TRAPEZIO.