Español Portugués, Portugal

La excelente relación que existe entre la Filmoteca Española y la Cinemateca portuguesa ha dado lugar a un proyecto conjunto entre ambas instituciones que va a permitir a los españoles conocer mejor el cine luso. La proyección esta noche en el Cine Doré de la película “Francisca”, de Manoel de Oliveira, es el primer paso de esta nueva colaboración cultural entre ambos países. “La idea es organizar un ciclo amplio sobre la cinematografía portuguesa, que no necesariamente tiene que tener un enfoque histórico o cronológico”, explica a EL TRAPEZIO Josetxo Cerdán, director de Filmoteca Española. También se organizarán algunas mesas redondas y encuentros entre trabajadores de los archivos y cineastas de ambos países, además de una presentación de las publicaciones que edita la Cinemateca.

Tal y como resalta el responsable de la Filmoteca Española, “ambas instituciones ya mantenemos una excelente relación en muchos frentes, no solo en el de la programación. También nuestros archivos y los equipos de recuperación y restauración cooperan de forma habitual. La relación es excelente”. En un primer momento se pensó que la Cinemateca de Portugal fuese la invitada de la Filmoteca Española a lo largo de octubre, cuando se celebra el mes del archivo, pero “las circunstancias actuales nos han hecho posponer dicha invitación, en principio hasta la primavera del año que viene”, avanza Cerdá.

A la espera de conocer más detalles de la nueva iniciativa, la proyección de “Francisca”, de Manoel de Oliveira, “es la etapa cero de proyecto inicialmente más ambicioso”, confirma a EL TRAPEZIO Pedro Berhan da Costa, consejero de Cultura de la Embajada de Portugal en España. Está enmarcada dentro de la  programación de la 18ª edición de la Muestra de la cultura portuguesa en España  y se ha elegido esta película por dos motivos. Además de tratarse de un trabajo del director de cine más internacional de Portugal, tiene un valor simbólico al ser “una de las últimas películas restauradas por la Cinemateca lusa”, indica el consejero, quien recuerda que “la restauración es una de las funciones más importantes de la filmoteca que evita perder trabalhos antigos”. Se trata del quinto largometraje realizado por Manuel Oliveira en 1981 y está basada en la obra de Fanny Owen (Agustina Bessa-Luís) la cual narra la historia de amor del escritor Camilo Castelo Branco por Fanny

Gigante del cine europeo del siglo XX

“Siempre es un placer programar a Manoel de Oliveira, diría que es hasta una obligación, de cuando en cuando, volver a su cine. Sin duda, su figura emerge como uno de los gigantes del cine europeo del siglo XX”, explica a EL TRAPEZIO Carlos Reviriego, director de programación de la Filmoteca Española. Títulos como “Acto da Primavera”, “Os Canibais”, “Non, ou A Va Gloria de Mandar”, “Vale Abraão” o “Francisca”, “son auténticos puntales del cine de autor y una de las ventanas más bellas y fiables para asomarse no solo a la historia y la cultura portuguesa, sino a la condición humana, al gran cine, entendido como un arte equiparable a cualquiera de las artes más nobles”, añade.  Recuerda que incluso en el siglo XXI, a pesar de su avanzada edad, que le convirtió en el cineasta más longevo de la historia, “hacía películas como si fuera un cineasta todavía rebosante de juventud, por su experimentación y curiosidad, adaptando su lenguaje y su mirada al cine digital, como demuestra con la magia que extrajo de “El extraño caso de Angélica”, una de sus grandes conquistas.  Su obra, donde se suceden los planos fijos como si fueran tableaux vivants, “siempre nos recuerda o nos revela que el verdadero movimiento del cine es el tiempo”.

Filmoteca Española le dedicó una retrospectiva completa en 2008, con la proyección de los 31 títulos que hasta entonces había dirigido. El propio Manoel de Oliveira asistió a presentar la retrospectiva y mantuvo un apasionante coloquio con los espectadores del Doré. “Han pasado doce años ya, quizá vaya siendo hora de recuperar otra vez su cine para que los espectadores más jóvenes puedan descubrirlo”, destaca Reviriego.

La autoridad de su trabajo y la sensibilidad de su mirada son dos de las características más destacadas de Oliveira entre los espectadores más exigentes. “En España no pasó desaparecido entre los grandes cineastas y teóricos. Víctor Erice y Pere Gimferrer siempre han reivindicado la trascendencia y relevancia de su cine, pero bien es cierto que, por su propia naturaleza, nunca ha llegado al gran público y no todas las películas tuvieron estreno comercial en salas españolas”, reconoce el director de programación. No obstante, recuerda que  el arte y la cultura españolas nunca fueron ajenos a don Manoel. Precisamente “El extraño caso de Angélica” es una coproducción hispano-lusa, con Luis Miñarro con productor español, y protagonizada por la actriz española Pilar López de Ayala, al igual que Marisa Paredes protagonizó “Espelho mágico” una década antes.