Malestar entre las poblaciones rayanas por el posible cierre de fronteras ante la visita del Papa Francisco a Portugal

El cierre de fronteras afecta profundamente a los trabajadores transfronterizos y a los vecinos que utilizan servicios y equipamientos en ambos lados de la “Raya”

Comparte el artículo:

El director de la Axencia Europea de Cooperación Transfronteriza (AECT) Rio Minho, Uxío Benítez, ha expresado públicamente el malestar que existe en las poblaciones del sur de Galicia y el Norte de Portugal por la posibilidad de restablecer los controles fronterizos durante la celebración de las Jornadas Mundiales de la Juventud en Lisboa del 1 al 6 de agosto. Una cita muy importante para la Iglesia Católica, a la que acudirá el Papa Francisco.

Benítez ha recordado los profundos trastornos que provocaron los cierres de frontera de 2017 con la visita del Papa a Fátima; y en 2020, con el inicio de la pandemia. Hay que tener en cuenta que, con esta medida, los trabajadores transfronterizos se ven obligados a desviarse decenas de kilómetros para llegar a sus trabajos. Y ello sin contar los problemas sociales para los vecinos que utilizan servicios y equipamientos en ambos lados de la frontera.

Varios municipios de la “Raya” están solicitando medidas de seguridad específicas que no menoscaben la vida diaria de las poblaciones. Además, la visita del Papa tendrá lugar durante la campaña de vacaciones, lo que podría afectar directamente al turismo y la economía local. En todo caso, para tomar una decisión definitiva, este viernes se reunirán los ministros de Administración Interna de Portugal, José Luis Carneiro, y su homólogo español, Fernando Grande-Marlaska.

Noticias Relacionadas

Iter ab Emerita Salmanticam

En honor a la verdad, la calzada que construyeron los romanos para vincular Mérida (Emerita Augusta) con el norte peninsular -muy probablemente sobre un camino