Español Portugués, Portugal

Un total de 24 movimientos y asociaciones ibéricas, en contra del proyecto minero de litio previsto para desarrollarse a ambos lados de la frontera, piden al Gobierno portugués que lo retire de su Plan de Recuperación y Resiliencia. La intención de este plan es crear, en conjunto con el Gobierno español, un «sector integrado de litio y fabricación de baterías». Varias empresas de explotación de litio están interesadas en llevar a cabo sus operaciones en Portugal.

Sobre la inversión en litio, que es uno de los pilares del conjunto de inversiones previstas para los próximos años, los movimientos muestran su rechazo, ya que «no corresponde a los deseos de las comunidades locales».

Las comunidades «rayanas» han estado alertando sobre los impactos, no sólo en el medio ambiente, sino en la salud de las propias personas, que la minería a cielo abierto y a gran escala provoca en sus vidas. El comunicado de las organizaciones ecologistas termina afirmando que estos proyectos de extracción de litio, que están previstos tanto en Extremadura como en Trás-os-Montes, «sin la anuencia de las poblaciones, no tienen legitimidad para avanzar». Algunas de las organizaciones firmantes son: la Asociación Guardianes de la Serra da Estrela; la Asociación Montalegre Con Vida; la Asociación Unidos en Defensa de Covas do Barroso; la Plataforma Campiña Sur Sin Megaminas; Alconchel sin mina; Comarca de Olivenza sin minas Montescola (Galicia), o No a la mina en la Sierra de Yemas.

El Plan de Recuperación y Resiliencia portugués alcanza los 13.900 millones de euros y prevé 36 reformas y 77 inversiones en ámbitos sociales, de clima y de digitalización. La salud y el cuidado de las personas mayores serán los dos primeros ejes que se beneficiarán de la «bazuca» europea.