Español Portugués, Portugal

Pablo Castro Abad, presidente de la Asociación Plataforma Ibérica, estuvo en Zamora para mantener una reunión con colectivos zamoranos que luchan por su tierra, en la pespectiva de unir fuerzas en diferentes reivindicaciones. Entre los asistentes a esa primera reunión estuvieron Ana Morillo y Marcos Rodríguez, de la Asociación Viriatos. Castro, que también es editor adjunto de EL TRAPEZIO, fue entrevistado por El Día de Zamora. Entrevista que reproducimos:

¿Qué objetivos tiene la Asociación Plataforma Ibérica?

Cooperar con Portugal y favorecer las políticas que coadyuven con el país vecino, que hay muchas. Nosotros tratamos de aportar una visión social. Queremos dar esa visión civil, especialmente importante entre España y Portugal que comparten 1200 kilómetros de frontera y una ciudadanía muy interrelacionada, matrimonios, familias, negocios.

Buscamos la cooperación, pero somos reivindicativos. Por ejemplo, en relación al cumplimiento de los acuerdos que se lanzan en las cumbres ibéricas, que por cierto deberían tener una periodicidad anual. Se acuerdan acciones, que aparecen en el Memorándum de cada Cumbre, que se van repitiendo y vemos el mismo acuerdo repetido varios años, porque no hay una memoria económica y parece que tampoco una voluntad clara de ser ejecutados. Se trata de meros “postureos”, como se dice ahora.

¿Qué ejemplos concretos de reivindicaciones puede mencionar?

Ahora vengo de la Universidad de Covilhã, que está relativamente cerca de Zamora, a unas dos horas, donde hay una licenciatura de estudios portugueses y españoles. Los estudiantes que se titulan allí tienen enormes dificultades para lograr la convalidación en España. Hay unas declaraciones de Costa en 2015, denunciando lo que acabo de decir yo ahora. Han pasado cinco años y todo sigues igual. También reivindicamos aspectos culturales, el tema de la lengua, con un concepto que han lanzado algunos académicos, el de la iberofonía, que abarca el mundo que habla español o portugués. Algo importante, que a veces se olvida, lo importante que es estar junto portugués o español, las dos únicas lenguas próximas y universales. Si aprendemos el idioma del vecino ya tenemos 800 millones para comunicarnos. Es un potencial que se olvida o no se tiene en cuenta.

También, tratar de que España y Portugal se coordinen en el plano internacional lo mejor posible y cada vez más. Nosotros decimos que nos declaramos herederos del iberismo histórico, que tiene desde Pessoa a Unamuno una razón de ser; no es un invento moderno. Pero nosotros estamos promocionando un Iberismo actual del Siglo XXI, en el marco de la Unión Europea. Por tanto, creemos que España y Portugal tienen que estar coordinadas al máximo, en su posición europea. Por ejemplo, en el tema de la crisis, se visualizó muy claramente, como nuestros países y sus intereses quedaron soslayados frente a los del norte. Cierto es que sobre el papel, los gobiernos afirman que se coordinan, pero en la práctica no hay instrumentos. Las políticas entre España y Portugal siempre ocupan un segundo, un tercer, o un cuarto lugar plano. Por ejemplo, en el acuerdo de gobierno entre PSOE y Unidas Podemos, no se menciona ni una sola vez el vínculo ibérico, pero el vínculo europeo aparece a cada rato. Preguntas a Costa o Sánchez y te darán la razón en que es muy importante esa unión de intereses. Pero a la hora de la verdad, no lo vemos.

Dentro de que somos una organización pequeña, hemos participado en el impulso de una cuestión que merece ser reseñada: desde la iniciativa de un empresario catalán, Jaume Reixach, director de EL TRIANGLE, se edita una publicación digital, bilingüe, de información general, que es la primera de este tipo. Hemos dado un paso importante en la divulgación.

¿Cómo un señor de Teruel o a una señora de Jaén le podría interesar el iberismo?

Lo macro también es importante. Seguramente la crisis, también en esas provincias, se hubiera sufrido de forma menos aguda, si perteneciésemos a una entidad de mayor poder económico y social. Vemos el caso de Italia, que no fue intervenida pese a tener unos datos económicos peores a los nuestros. La Península unida jugaría en primera división junto a países como Francia o Alemania

¿Con qué instituciones se ha reunido?

Me reuní con el presidente extremeño, Fernández Vara, que tiene la nacionalidad portuguesa por ser natural de Olivenza. Se declaró iberista. También nos reunimos con el senador por Orense la anterior legislatura, y gran experto en el Couto Mixto, Luis García Mañá. Mantenemos un estrecho contacto con el actual presidente de la Red Ibérica de Entidades Transfronterizas, Pablo Rivera, abarcamos todo lo que podemos.

¿La Asociación está constituida en los dos países?

La Asociación está constituida en los dos países. Nos presentamos en Portugal el 17 de febrero de 2017 en Elvas, tenemos asociados a un buen grupo de portugueses. También me he reunido en Covilhã con el principal promotor del nuevo iberismo de este Siglo, Paulo Gonçalves, que montó el Movimiento Partido Ibérico en 2012. El contacto con Portugal es diario. Hay muchos activistas. No obstante, siguen existiendo prejuicios, no nos vamos a engañar. En Zamora estamos intentando constituir ahora una agrupación.

El Día de Zamora