Español Portugués, Portugal

Pedro Sánchez, defendiéndose de las críticas por la mesa bilateral entre el gobierno español y el gobierno catalán, explicitada en el acuerdo con ERC, ha hecho mención a la bilateralidad incluida en el Estatuto de Autonomía de Extremadura con «un gobierno extranjero» como es Portugal. Estatuto apoyado por el Partido Popular. El artículo 71 mencionado por Pedro Sánchez está en el título V, capítulo III, de dicho Estatuto:

 «En el marco de sus competencias y con respeto de las que corresponden al Estado, la Comunidad Autónoma desarrollará y fomentará la cooperación con las instituciones y la sociedad portuguesas en todos los ámbitos de interés común de acuerdo con los siguientes procedimientos, entre otros: a) La creación de un órgano específico de la Comunidad Autónoma encargado de las relaciones con Portugal y sus entidades territoriales. b) La participación en las entidades, foros o instituciones españolas o mixtas en las que se formulen o desarrollen políticas relativas a las competencias regionales. c) La planificación, negociación y ejecución de acciones y programas compartidos con entidades portuguesas, cualquiera que sea el origen de la financiación. d) La planificación, negociación y ejecución de su propia política de cooperación transfronteriza. e) La creación de organismos y servicios mixtos de interés común de cualquier naturaleza. f) La difusión y promoción del portugués y de la cultura portuguesa en Extremadura, bajo el principio de reciprocidad. g) La celebración de acuerdos con instituciones y entidades territoriales portuguesas, en el marco de las leyes y tratados aplicables. h) La participación en las reuniones gubernamentales hispano-portuguesas de carácter periódico que puedan afectar a la región, en el marco de los acuerdos bilaterales correspondientes. i) El fomento de unas relaciones económicas, comerciales y empresariales equilibradas y mutuamente beneficiosas».

LA SESIÓN DE INVESTIDURA

A pesar de la serie de pactos firmados, entre el PSOE y los partidos que le darán un sí o una abstención, la sesión de investidura de Pedro Sánchez se vive con suspense hasta el final por varios factores, como la inhabilitación del presidente de la Generalitat, Joaquim Torra, o alguna eventual deserción de última hora.

 

 

La sesión arranca con la intervención del candidato sin límite de tiempo. Continúa con el debate con los representantes de los grupos parlamentarios en orden de mayor a menor. El debate se prolonga durante los días 4 y 5 de enero y al finalizar se celebra la votación, en la que el candidato debe alcanzar la mayoría absoluta para ser investido presidente del Gobierno. El martes 7 de junio se producirá la segunda votación de investidura, en caso de no alcanzar la mayoría absoluta en la primera, donde Pedro Sánchez deberá conseguir más síes que noes.