Socialistas lusos encaran dos años más de António Costa con ojos puestos en sucesores

Como secretario general del Partido Socialista Obrero Español, Pedro Sánchez ha enviado un mensaje al congreso del partido hermano ibérico

Comparte el artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Los socialistas portugueses han clausurado su congreso a menos de un mes del desafío de las municipales y con al menos dos años por delante de mandato de António Costa, pero con los ojos puestos en los posibles candidatos a suceder al primer ministro. El 23º Congreso del Partido Socialista (PS) se ha celebrado en Portimão (sur) con la continuidad de Costa asegurada, después de que el secretario general, cargo que ocupa desde 2014, fuese reelegido para otros dos años en una votación realizada en junio.

El primer ministro no ha desvelado si seguirá más allá de 2023, cuando también finaliza la actual legislatura, aunque ha dejado claro que no existen divisiones en la formación. «Este es un partido donde no tenemos problemas internos, por eso podemos dedicarnos a lo que importa, los problemas del país»,  ha dicho durante la clausura. Pero en Portugal sitúan su ambición de futuro en un cargo europeo y el posible proceso de sucesión ha centrado las atenciones en este congreso.

DE CUATRO A CINCO SUCESORES

El PS ha llegado a la cita con la vista puesta en el llamado «grupo de los cuatro», los posibles sucesores que se barajan para cuando Costa deje la secretaría general. Entre ellos están Mariana Vieira da Silva, actual ministra de Presidencia y su mano derecha en el Gobierno, y Fernando Medina, alcalde de Lisboa, cargo que Costa ocupaba cuando fue elegido secretario general.

También Ana Catarina Mendes, líder en el Parlamento, que ha dirigido en 2014 la campaña de Costa como candidato, y Pedro Nuno Santos, ministro de Infraestructuras y a quien sitúan como rostro visible de un ala más a la izquierda. Pero el congreso parece haber dejado una quinta candidata, que se acaba de hacer militante a pesar de llevar tres años formando parte del Gobierno socialista: la ministra de Sanidad, Marta Temido, fuertemente aplaudida durante la cita por su papel en el combate a la pandemia.

El propio Costa ha señalado el sábado, en una entrevista con el digital Observador, que Temido podría ser candidata dentro de dos años porque sumaría el tiempo suficiente de militancia. «Nunca se sabe», ha respondido la propia Temido a preguntas de periodistas este domingo sobre si se ve como posible sucesora.

SALUDO DE PEDRO SÁNCHEZ

Como secretario general del Partido Socialista Obrero Español, Pedro Sánchez ha enviado un mensaje al congreso del partido hermano ibérico, «país al que tanto queremos». Una curiosidad ha tenido lugar cuando Sánchez se ha referido a la «familia socialdemócrata», siendo un término que en Portugal se asocia a la derecha: el PSD. El presidente español ha citado a sus compañeros portugueses en términos europeos y no ibéricos.

CAMINO A LAS MUNICIPALES

Con la sucesión, como pronto, en 2023, el desafío más inminente para el PS son las elecciones municipales del próximo 26 de septiembre, donde esperan repetir la victoria de hace cuatro años. Entonces consiguieron el 38% de los votos, ante el descalabro del PSD (centroderecha), que sufrió una de las peores derrotas de su historia con apenas el 16%. Costa ha repetido en sus dos intervenciones del congreso que el PS es el «mayor partido» del país a nivel municipal, el único que tiene ayuntamientos en todas las regiones, y que por ello tiene una «particular responsabilidad».

«Es muy bueno salir de aquí juntos para una gran campaña electoral municipal», ha asegurado este domingo. La estrategia de los socialistas en este congreso ha sido situar a su principal rival en las urnas, el PSD, junto al ultraderechista Chega, a pesar de que el líder del centroderecha, Rui Rio, ya rechazó formar coaliciones con ellos. Medina, que parece tener la alcaldía de Lisboa asegurada, ha afirmado en su discurso que en las municipales está en juego «el papel de la legitimación de la derecha más radical», y ha recordado que Chega fue llave de la gobernabilidad en Azores para el PSD.

GUIÑOS A LA IZQUIERDA

En la clausura Costa ha querido dejar guiños a la izquierda y ha agradecido el trabajo a sus socios de la pasada legislatura, el Bloco de Esquerda y los comunistas, con quienes construyeron «los buenos resultados del país» y «dos de los interlocutores más exigentes pero también más productivos». El primer ministro ha aprovechado también para anunciar medidas, como más guarderías y más apoyos para los hijos, esfuerzos para combatir la pobreza infantil y la extensión del programa de incentivos al regreso de emigrantes.

Ha adelantado también algunas de las medidas laborales que se están discutiendo en la concertación social, como cambios en las condiciones de los empleados de plataformas digitales, contratos permanentes para trabajadores de empresas de trabajo temporal y avances en la conciliación con la vida personal.

Noticias Relacionadas

Marca “Península Ibérica”

El nuevo Tratado de Amistad y Cooperación entre la República de Portugal y el Reino de España es, como vamos analizando en diversos artículos de