Español Portugués, Portugal

Hablar de Lídia Jorge es hablar de la autora más valiosa de las letras portuguesas de la actualidad. Con una importante obra literaria de calidad es también una mujer de destacada valía humana e intelectual. Por todo ello, la revista cultural Turia ha dedicado su último número a la escritora lusa en la que publica 150 páginas con textos inéditos coordinados por el escritor Enrique Andrés Ruiz. Una publicación en la que doce autores españoles y portugueses reivindican el interés de la autora que cultiva una literatura de hondo sentido ético.

Hasta Madrid se ha desplazado Lídia Jorge el pasado jueves para la presentación de la revista en el Instituto Cervantes. Su director, Raúl Carlos Maícas, ha recordado que esta publicación “ha sido, es y quiere seguir siendo una revista donde damos cabida a todos los buenos escritores para el disfrute de los buenos lectores”. Sus señas de identidad son la “libertad, calidad y pluralidad”. De la homenajeada ha resaltado que su escritura “nace del suelo, de la tierra, del pueblo, de la gente que ha atravesado la vida” y recordando las palabras de la propia escritora, ha señalado que “la literatura es un acto de resistencia absoluto”.

Durante el coloquio Lídia Jorge habló de su obra y de su forma de escribir y reconoció que en los 40 años que lleva escribiendo, cuando se enfrenta a una nueva historia, siempre se hace la misma pregunta, “¿por qué la humanidad no se entiende?”. Concibe la poesía como “una especie de canto por lo que se ha perdido y el futuro es el espejo de algo que se ha perdido”. Asegura que su nostalgia la pide crear algo futuro, “es siempre más fuerte que yo. No soy capaz de hacerlo diferente”. Sobre el actual momento que vivimos señaló que es “una crisis global, simultánea, dramática, que no tiene culpables”. Cree que “algo va a cambiar pero lo más importante es lo que no va a cambiar, nuestro mundo tecnológico, que cada vez se impone más, que es maravilloso pero que tiene una parte de degradación, de no respeto a la naturaleza humana”. La escritora cree necesario crear la idea de que las dos culturas se deben mantener porque “la cultura tecnológica traerá un desastre humano sin la cultura clásica”. E invita a las personas a compartir, a luchar contra ese triunfalismo y fetichismo tecnológico que no mira el interior de las personas.

La escritora portuguesa ha sido recientemente galardonada con el Premio de Literatura en Lenguas Romances que concede la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara (México). En este número de Turia se produce una aproximación plural a Lídia Jorge, formada por un conjunto de trabajos, tanto creativos como ensayísticos, de análisis y divulgación. Se publica también una amplia entrevista con Lídia Jorge realizada por Luis Sáez Delgado, una selección de su poesía nunca traducida al español y un clarificador ensayo sobre el impacto del coronavirus en nuestras sociedades, también inédito en español, titulado El futuro que nos espera.