España, Portugal y Francia se unen para evitar el recorte de la cuota de pesca de merluza

La Comisión Europea plantea reducir las capturas un 18% para aguas ibéricas en 2022

Comparte el artículo:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email
Luis Planas, ministro español de Pesca, y Ricardo Serrao, ministro portugués de Mar

El Gobierno español rechaza la propuesta de la Comisión Europea de rebajar un 18 % la cuota de capturas de merluza ibérica en 2022 y “trabajará” junto a Portugal y Francia para reducir ese recorte, dijo ayer en el Congreso el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas.

A una pregunta del diputado del PNV Joseba Aguirretxea sobre las medidas que piensa tomar el Ejecutivo ante la propuesta de Bruselas para recortar el total admisible de capturas (TAC) de merluza cantábrica en 2022, el ministro fijó la posición española de forma clara. “El Gobierno de España está en contra de la reducción del 18 %”, remarcó Planas.

El ministro señaló asimismo que la propuesta es “incomprensible” y que España defenderá “con firmeza” los intereses de su flota en el Consejo de Agricultura y Pesca que se celebrará entre el 13 y 15 de diciembre en la capital de la UE. Allí se reunirán todos los ministros europeos del ramo.

Planas avisó que no da “la cuestión por cerrada” y que, además, defenderá una posición coordinada con Francia y con Portugal para frenar la rebaja que plantea la CE y garantizar la sostenibilidad económica y ambiental de la flota.

El diputado vasco remarcó que la especie no está en peligro, ya que los expertos muestran que sus existencias están dentro de los límites biológicos de seguridad. De hecho, la propuesta de Bruselas es peor que la planteada por los científicos del Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES), que recomendaban un 16% menos.

Noticias Relacionadas