Exposición: «La lengua portuguesa en Brasil, herencia de Alfonso X y Don Denis»

Comparte el artículo:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

Este martes, 15 de marzo, ha sido inaugurada en la Casa do Brasil, en la Ciudad Universitaria de Madrid, la exposición “La lengua portuguesa en Brasil herencia de Alfonso X y Don Denis, Reis y trovadores” de los arquitectos José María Plaza Escrivá y Sandra María Torres Paro. La exposición podrá visitarse en la Casa do Brasil (Avda. de la memoria, 3) hasta el próximo 17 de abril, de lunes a viernes de 10:00 a 22:00 horas y sábado hasta las 14:00. La entrada a la muestra es gratuita.

Son trabajos realizados «in situ» por el español José María Plaza Escrivá, y mosaicos de la arquitecta brasileña Sandra Paro, descendiente de españoles. José María Plaza Escrivá nos ha comentado que todo empezó cuando él tuvo la idea de llevar a Sudamérica el conocimiento sobre la cultura de la península ibérica (España y Portugal), “sobre todo a Brasil, que era nuestro gran desconocido, no se conoce y no se aprecia la herencia que España dejó con la dinastía filipina, los 60 años, de 1580 a 1640”.

Pero el proyecto ha ido más allá, como continuación, José María se ha dedicado a dibujar “in situ” ciudades, lugares y monumentos de Brasil. El resultado ha sido que, en sus dibujos ha trasladado parte del patrimonio histórico cultural de Brasil a España. También se da la coincidencia de que muchas ciudades, lugares y monumentos de este itinerario cultural han sido declarados Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO. Así también recorrieron España, Portugal y Brasil, en los escenarios más emblemáticos, que representan importantes y diferentes etapas de la lengua portuguesa.

El trabajo ha sido dibujar algunos lugares emblemáticos como pueden ser, la Universidad de Coímbra, Guimarães (Castelo e Iglesia de Nuestra Señora de Oliveira), donde nace Portugal, o el museo de la Lengua Portuguesa en São Paulo. De ese registro iconográfico deriva la exposición que se puede visitar ahora, en la Casa de Brasil.

La lengua portuguesa es una lengua románica, que procede del latín vulgar hablado por las legiones romanas. Las cantigas fueron composiciones poético musicales, que durante la Edad Media se desarrollaron fundamentalmente en Galicia y Portugal, estas obras líricas eran compuestas por poetas y trovadores, durante el siglo XIII, sirvieron como entretenimiento de la población, e incluso de los Reyes. El arquitecto ha recordado que el idioma portugués deriva de esas cantigas: “la primera muestra del idioma portugués escrita es la Cantiga da Ribeirinha, de un trovador que se enamora de una bella chica, aunque la chica se fue con el Rey y no con el trovador”.

Uno de los máximos exponentes del galaicoportugués es el rey Alfonso X, el sabio, que, durante todo su reinado, se tituló rey del Algarve y transmitió todo su conocimiento a su nieto Dionisio, heredero del rey portugués, que imitando al abuelo también compuso cantigas. Durante el siglo XVIII, el marqués de Pombal prohíbe en Brasil la utilización de cualquier de los idiomas indígenas e impone el portugués en todo el territorio. A partir de ese momento el idioma luso se asienta definitivamente en el país americano.

Lorena Luciana Santos

Noticias Relacionadas