Español Portugués, Portugal

El ministro de Exteriores portugués, Augusto Santos Silva, subrayó, durante una cena organizada por la Cámara de Comercio Hispano-Portuguesa que, después de años de «estar de espaldas», existe una buena sintonía en las relaciones luso-españolas.

«Ahora estamos invirtiendo donde España invierte y, en muchos casos, lo hacemos en conjunto», declaró el ministro portugués. Augusto Santos destacó la buena «cooperación bilateral», a la que se suma a una «convergencia de intereses», de vital importancia para ambos países, y Europa.

«Portugal y España, siendo países europeos, no son sólo europeos. Son países europeos abiertos al mundo», dijo Santos Silva, refiriéndose a la importancia de las relaciones de los países africanos y latinoamericanos.  Pidió, también, «resiliencia» frente al reto del coronavirus.

La cena en la Cámara de Comercio, que contó con la presencia de Javier Solana, fue un acto de bienvenida al nuevo embajador de Portugal en España, João Mira-Gomes, y a la nueva ministra de Exteriores española, Arancha González. El homólogo portugués de la ministra de Exteriores tomó la decisión de visitar España, y aseguró querer participar en futuras reuniones y eventos.

El presidente de la Plataforma del Corredor del Sudoeste Ibérico, Antonio García Salas, que asistió a la cena, afirmó que se vivió «un efusivo ambiente de amistad hispano-lusa, pese al ambiente de crisis existencial actual». «Espero que, durante el mandato de este nuevo embajador, se den saltos significativos en las conexiones y relaciones ibéricas. Es una necesidad y una oportunidad, en estos momentos. Y la primera oportunidad es en la próxima cumbre ibérica de Guarda, de este verano. Hay muchos temas que impulsar, y que parece que no tienen fin nunca».

La próxima Cumbre Ibérica para el establecimiento de una estrategia transfronteriza de desarrollo, se celebrará antes del verano.