Español Portugués, Portugal

Las regiones del Centro de Portugal, Alentejo y Extremadura (España) se han unido en una campaña institucional y promocional para, a partir del mes de junio, empezar a atraer a los turistas ibéricos tras la apertura de fronteras, aún sin fecha confirmada (se cree que será el 15 de junio). Esta decisión, para ayudar al turismo de las tres regiones, se ha tomado después de una reunión realizada por videoconferencia.

El objetivo de esta reunión era debatir una estrategia común a corto y medio plazo en el período posterior a la Covid-19, con acciones concretas en los territorios de la Eurorregión Euroace, para ayudar a la actividad turística. También ha quedado claro que estos territorios transfronterizos del interior deben apostar por el turismo de proximidad, sobre la base de productos turísticos diferenciadores.

Fuerte apuesta en el mercado ibérico

Los responsables turísticos de las tres regiones han pactado hablar con una sola voz, en el sentido de garantizar que el plan europeo de recuperación turística permita que lleguen ayudas directas a las empresas de la Euroace (que generan más de 91.000 empleos directos en el sector).

«Los visitantes portugueses y españoles, a los que llama nuestro mercado interior ampliado, son los que más rápidamente podrán hacer vacaciones en estas tres regiones, ya que difícilmente habrá mucha afluencia de visitantes de otros países este verano; por falta de conexiones aéreas; por el cierre de las fronteras y, también, por algún temor a viajar lejos», ha subrayado Pedro Machado, representante del turismo del Centro de Portugal.

El mercado ibérico tiene un potencial de 55 millones de visitantes. En la zona de la Euroace el turista podrá disfrutar de un patrimonio cultural, gastronómico, y vinícola; de naturaleza y de turismo religioso, que se extiende por una superficie de 92.500 kilómetros cuadrados, y en donde viven 3,4 millones de habitantes, aproximadamente, el 6% de la población de la península ibérica