Español Português

El grupo municipal socialista y el gobierno municipal del Ayuntamiento de Lisboa se desvincularon de la moción, aprobada por la Asamblea Municipal de Lisboa, sobre la «supuesta represión de las autoridades españolas en Cataluña» y la «petición de liberación de los denominados presos políticos”, dado que «sólo las decisiones tomadas en reunión de concejales son vinculantes para el Ayuntamiento de Lisboa». Por tanto, el Ayuntamiento de Lisboa “no tomó ninguna deliberación ni será aprobada con ese contenido», afirma el gobierno municipal en un comunicado.

La posición del Ayuntamiento de Lisboa a este respeto es «inequívoca: total respeto por la soberanía del Estado español, de su Constitución, de sus leyes y del funcionamiento de sus instituciones».

La declaración de condena fue difundida por medios independentistas y suscitó la reacción del PSOE pidiendo explicaciones al Partido Socialista portugués. El grupo municipal socialista de Lisboa ha contestado afirmando que «el Partido Socialista reconoce a España como un Estado de Derecho, soberano, libre y democrático». Y considera que la «situación en Cataluña debe ser siempre considerada en el marco del respeto por la Constitución y por las leyes españolas». «La situación catalana merece una solución política, a la luz del Estado de Derecho». Y agrega que «condena cualquier acto de violencia».

En el comunicado del Partido Socialista también se afirma que «no comparte los intentos de asociar el Estado Español con un régimen autoritario» porque «hasta ahora no hubo medidas represivas ni tampoco una deriva autoritaria de las autoridades españolas». Por último, respeta «la autonomía y la independencia de la justicia, pilar fundamental del Estado de Derecho».

La moción de condena, presentada por el Partido Comunista, fue aprobada con los votos del Bloco de Esquerdas y el Partido Socialista.