Español Portugués, Portugal

Nuevo jarro de agua fría sobre las expectativas del tren de alta velocidad entre Lisboa y Madrid, según el informe que ha presentado la plataforma privada e independiente «Sudoeste Ibérico en Redes». Según su coordinador, Antonio García Salas: «nos gustaría poder señalar horizontes más próximos, y somos conscientes que a muchos pueden parecerles desmoralizantes estas fechas tan lejanas».

A la espera de una reacción por parte ambos gobiernos, la incertidumbre sobre los plazos de realización de las obras del tren entre Lisboa y Madrid (vía Extremadura) se incrementa por la pandemia. No obstante, la reducción del número de vuelos y de plazas, así como las exigencias medioambientales, pueden aumentar la competitividad de los trenes.

La plataforma pretende levantar el ánimo y continuar la campaña de presión a los poderes públicos. Como objetivo inmediato, García Salas ha propuesto que ambos gobiernos asuman el compromiso de una línea adicional de tren diésel de Lisboa a Madrid, para 2021 y por Badajoz, como parte de la «agenda de la Cumbre Ibérica de 2020 en Guarda».

La duración del viaje ferroviario entre Madrid-Lisboa, cuyo servicio actual del Lusitania Express es de 11 horas (tren nocturno diésel por Salamanca), podrá reducirse hasta las 8 horas en 2021 (tren diésel por Badajoz); en 2022/2023 hasta las 6 horas y media (híbrido diésel/eléctrico); en 2024 hasta las cinco horas (tren eléctrico); y en 2028 hasta las cuatro horas (tren de alta velocidad). Además, está previsto que se corte por obras la actual línea de Aveiro a Guarda, y los trabajos de restructuración de la vía alternativa de Castelo Branco a Guarda, por la Serra da Estrela, van con mucho retraso.

El informe indica que «la puesta en funcionamiento de este nuevo servicio entre Lisboa y Madrid podría llevarse a cabo en 2 fases: primero Badajoz-Madrid, a mediados del año 2021 y, posteriormente, en el último trimestre del 2021, la conexión completa Lisboa-Madrid».  No obstante, si los retrasos acumulados afectasen a estos plazos, otra opción sería «extender el recorrido del actual Talgo Madrid-Badajoz, hasta Lisboa, sin esperar a poder usar las nuevas infraestructuras. Esto podría hacerse ya efectivo».

Tren de hidrógeno

La plataforma ha sugerido que «sería muy oportuno e importante plantear como proyecto piloto europeo la puesta en servicio entre Entroncamento y Puertollano de un tren de hidrógeno; permitiendo la conexión ferroviaria entre Lisboa y Madrid, con fuentes eléctricas y renovables de manera inmediata. Este proyecto pionero en la península ibérica, pero ya desarrollado en otros países europeos, puede abrir una vía de innovación y desarrollo de la movilidad por hidrógeno, con apoyos financieros de distintas fuentes de gran importancia para el Corredor Sudoeste Ibérico».

¿Qué es el Corredor del Sudoeste Ibérico?

 El Corredor Sudoeste Ibérico es un espacio transnacional europeo, de fronteras difusas, que, aproximadamente, coincide con las penillanuras del Tajo y Guadiana, en su recorrido desde el centro peninsular hacia el Atlántico. Se trata de la conexión más directa entre Lisboa y Madrid, y los puertos y ciudades del Corredor Mediterráneo; formando, su eje central ferroviario, parte del Corredor Atlántico de la Red Transeuropea de Transportes (RTE-T).

En la actualidad, debido a la crisis del coronavirus, el servicio de tren nocturno Lusitania Express entre Lisboa y Madrid está temporalmente cancelado.