Español Portugués, Portugal

Ochenta destacadas figuras portuguesas han firmado un manifiesto que pide más velocidad y transparencia del proceso europeo de vacunación, que ya ha sido criticado por la OMS debido a su lentitud. Este documento, firmado por las antiguas candidatas a la Presidencia de la República portuguesa, Ana Gomes y Marisa Matias, apela a que las vacunas sean consideradas un bien de interés común (idea también defendida por el secretario general de la ONU, António Guterres), y exige una posición más firme tanto de la Comisión Europea como del Gobierno portugués, que ocupa la Presidencia rotatoria del Consejo Europeo.

Para José Aranda da Silva, el primer presidente de Infarmed (autoridad portuguesa del medicamento), el retraso en la vacunación europea se puede solucionar con la cooperación, que ya está en marcha entre empresas de los 27 países europeos. La aceleración de este proceso, con una normalización de la distribución y un mayor abanico de vacunas, puede contribuir a que el objetivo europeo del 70 % de la población vacunada se alcance el 14 de julio.

En su opinión, «es urgente que los ciudadanos portugueses adopten una posición firme sobre una materia tan importante para el presente y el futuro de los europeos». El último caso de «desorganización» involucra (nuevamente) a la vacuna de AstraZeneca. Incluso después de la reunión de urgencia de Marta Temido y el nuevo dictamen de la EMA sobre la misma, varios países están imponiendo restricciones a la edad, como está ocurriendo en Francia. En España, la vacuna de AstraZeneca está suspendida para menores de 60 años.

Este manifiesto portugués se llevará no sólo a Bruselas, sino también a las Naciones Unidas y a la OMS.