Español Portugués, Portugal

Después de que el consejero de Estado portugués, Antonio Lobo Xavier, haya dado positivo, el ministro de Ciencia, Tecnología y Educación Superior es el último infectado entre los dirigentes del Estado portugués.

Manuel Heitor, que no presentaba síntomas, pero había estado con los demás miembros del Gobierno en un Consejo de Ministros, ha dado positivo en la covid-19. António Costa y todos los miembros del Gobierno portugués se han realizado rápidamente las pruebas, que han dado negativo (aún no se han publicado dos pruebas); pero, por orden de la Dirección General de Sanidad, los ministros de Planificación y Seguridad Social, que han estado sentados junto a Manuel Heitor, estarán en cuarentena durante los próximos 14 días.

El ministro de Ciencia, Tecnología y Educación Superior, que había intervenido el pasado miércoles en el Parlamento, ha estado durante la semana pasada en contacto con un miembro de la Universidad de Aveiro (UA) que había dado positivo a esta infección, y se cree que ha sido ahí donde se ha infectado. De hecho, en la UA ya hay 32 casos activos de covid-19 entre la comunidad estudiantil. Los primeros infectados fueron alumnos españoles que llegaron a la institución a través del programa Erasmus.

Debido a esta situación, la última reunión gubernamental, que ha servido para ultimar el Presupuesto del Estado para 2021, ha tenido que celebrarse de forma virtual. El ministro afectado no estuvo presente en la Cumbre Ibérica.

Huelga en la educación superior

La confirmación de la infección del ministro Manuel Heitor ha ocurrido el mismo día en el que ha comenzado una huelga indefinida en la enseñanza superior.

El Sindicato Nacional de Educación Superior (SNESup) sostiene que se debe dar la oportunidad a los docentes de negarse a trabajar hasta que existan las condiciones de seguridad sanitaria para llevar a buen puerto el actual año escolar.

Para el SNESup, los principales problemas son: la situación de los profesionales de riesgo y las condiciones de funcionamiento en algunas instituciones. El sindicato no comprende los tratamientos diferenciados entre politécnicos y universidades, y defiende alternativas que pueden pasar por el teletrabajo o por la contratación de profesores sustitutos.