Español Portugués, Portugal

«En su totalidad, estas 85 obras poseen indudablemente gran calidad y valor artístico, constituyendo un testimonio inestimable de la amplia y multifacética producción», del artista catalán, se lee en la ordenanza publicada, y firmada por Angela Ferreira, secretaria de Estado Adjunta y de Patrimonio Cultural.

La catalogación como interés público tiene como objetivo los 85 trabajos provenientes de la colección del antiguo Banco Portugués de Negocios (ex-BPN), depositados en la Fundación de Serralves, en Oporto.

El diploma reconoce, también, la lógica de colección a este conjunto, en términos de manifestación de la producción artística de Joan Miró; destacándolo como «Conjunto heterogéneo de creaciones realizadas a lo largo de seis décadas, con recurso a diversos materiales, técnicas y soportes, incluyendo, entre otros, aceites, acuarelas, dibujos, collages y piezas escultóricas, representando una extensa y variada muestra de la obra del artista catalán».

«De esta manera – continúa el diploma – este grupo de piezas se puede ver como una auténtica colección, con el gran número de trabajos que contribuyen tanto a su impacto artístico, como por su importancia como documento para la comprensión de los métodos e investigaciones plásticas de Miró».

El auto de clasificación subraya que, «así se deben entender no sólo las piezas más notables, tales como ‘La Bailarina’ (1924), ‘La Fornarina’ (1929), ‘Signos y Figuraciones’ (1935), ‘Canto de los Pájaros de Otoño’ (1937), ‘Mujer y Pájaro’ (1959), ‘Personajes y Aves en la Noche’ (1963), o, por ejemplo, la serie de tejidos (Sobreteixins) de 1972-73, pero también las demás obras, incluidas las de menor relieve, que contribuyen a una mejor comprensión de los vínculos entre períodos artísticos en la obra de Joan Miró».

«La clasificación de las 85 obras de arte de Joan Miró», que forman parte de la colección del Estado portugués, «refleja los criterios constantes» del régimen de clasificación e inventario de los bienes muebles de interés cultural; en particular, los «relativos al carácter matricial de los bienes, al genio de su creador, a su valor estético y técnico intrínseco y a su importancia desde la perspectiva de su investigación histórica, a las circunstancias que puedan provocar una disminución o pérdida de su integridad», continúa diciendo el texto publicado.

De acuerdo con esta ordenanza, «ha obtenido el dictamen favorable de la Sección de Museos, Conservación y Restauración y Patrimonio Inmaterial del Consejo Nacional de Cultura, así como los procedimientos de audiencia previa previstos en el Código de Procedimiento Administrativo».

A continuación, el diploma enumera e identifica las 85 obras de la Colección João Miró, que ya han estado expuestas en Serralves; Oporto, y en el Palacio Nacional de la Ayuda, en Lisboa; entre otros lugares, dentro y fuera de Portugal.

La propuesta de clasificación de la colección al Gobierno portugués ha sido realizada por la Dirección General del Patrimonio Cultural (DGPC), el pasado mes de febrero; sosteniendo que las obras que la componen «poseen indudablemente gran calidad y valor artístico».

Esta propuesta ha surgido más de un año después de la apertura del proceso de catalogación, anunciado el 17 de enero de 2019, y presentado en las últimas semanas de gestión de la anterior directora general Paula Silva; sucedida por el gestor Bernardo Alabaça.

El anuncio, publicado el 28 de febrero, con fecha del 13 de ese mes, a poco más de dos semanas de la declaración del estado de emergencia a causa de la pandemia de la Covid-19, fijaba un período de 30 días laborables para la pronunciación de los interesados.

En el marco del Protocolo de Depósito y Promoción Cultural, firmado en octubre de 2018, entre el Ayuntamiento de Oporto y la Fundación de Serralves, sobre las 85 obras de Miró en posesión del Estado cedidas a la ciudad, el municipio se comprometió a financiar, hasta un millón de euros, las obras de ampliación, remodelación o conservación de la Casa de Serralves, que acogerá las obras de Miró.

Después de varios aplazamientos, las obras están previstas para este año.

Además, el Ayuntamiento se ha comprometido a un pago anual de 100.000 euros a la Fundación de Serralves en un plazo de 25 años, con el fin de proteger y promover la colección a escala nacional e internacional.

La Fundación de Serralves ha realizado varias exposiciones con las 85 obras de Miró, desde que le fue entregada la colección; la más reciente, «Joan Miró y el Lenguaje de los Signos», en Nápoles, finalizada el 23 de febrero de este año.