Español Portugués, Portugal

A diferencia de lo que ocurre en las elecciones legislativas, en las que compiten los diferentes partidos políticos, en las elecciones presidenciales los electores votan directamente a las personas; a menudo, independientes.

Con elecciones cada cinco años, los comicios presidenciales en Portugal ya han llevado al Palacio de Belém a cinco jefes de Estado.

La primera vuelta de esta elección tendrá lugar en enero, en plena pandemia; y tiene, hasta el momento, a diez candidatos confirmados. Los mismos que se habían presentado en las últimas elecciones.

Para presentarse a las elecciones, cada candidato debe reunir 7.500 firmas de apoyo un mes antes de la elección, y presentarlas ante el Tribunal Constitucional.

Normalmente, los candidatos están vinculados a algún partido político, excepto el caso del general Ramalho Eanes, pero esto no quiere decir que hayan llegado al cargo con el apoyo de un partido político. Incluso pueden ser apoyados por más de un partido.

¿Cómo convertirse en presidente de la República de Portugal?

Los partidos con representación parlamentaria ya han presentado a sus candidatos. João Ferreira (CDU); Marisa Matias (BE), y André Ventura (CHEGA) van ligados a las fuerzas políticas que siempre han defendido. Por su parte, la antigua eurodiputada socialista (Ana Gomes) cuenta con el apoyo de la formación Livre y de una parte de su partido, al igual que el PSD, a Marcelo Rebelo de Sousa.

El actual presidente, que aún no ha confirmado su candidatura, fue elegido en 2016 con el 52% de los votos en la primera vuelta.

El jefe de Estado portugués, que ha recabado apoyos  oficiales del PSD y del PS, aparece primero en las encuestas, y aspira a una mayoría absoluta y a su elección en primera vuelta. Cuando ningún candidato alcanza la mayoría, los dos candidatos más votados pasan a una segunda vuelta.

En caso de una segunda vuelta, si tenemos en cuenta las encuestas, el cargo sería disputado entre Marcelo Rebelo de Sousa y Ana Gomes.