Español

Marcelo Rebelo de Sousa participó durante el debate de la 74ª sesión de la Asamblea General de Naciones Unidas, afirmando que “Portugal saluda y apoya todas las prioridades” que el secretario general, António Guterres, «ha perseguido en su lúcido, dinámico y determinante mandato”.

El presidente portugués y jefe de estado Marcelo Rebelo – equivalente jerárquico al rey en España – acudió a la ONU junto al ministro de asuntos exteriores, Augusto Santos Silva, que forma parte del gobierno del primer ministro António Costa – equivalente jerárquico al presidente del gobierno español Pedro Sánchez–.

Rebelo de Sousa defendió “la reforma del sistema de las Naciones Unidas, apoyada con financiación suficiente, la prevención de conflicto en el marco de la cooperación para el desarrollo y la manutención de la paz, los derechos humanos, en particular de niños, jóvenes y mujeres, la preocupación con las migraciones y los refugiados, y siempre, la Agenda 2030”.

Multilateralismo

El presidente afirmó que, en un momento en que las Naciones Unidas se preparan para celebrar 75 años, “es necesario parar y pensar en las lecciones”. “Vale la pena pensar que tiene sentido luchar por más derecho internacional, para ayudar a articular relaciones entre Estados y pueblos, por limitado que sea, a veces, a su alcance. Que vale la pena luchar por organizaciones internacionales que ayuden a resolver problemas que son de todos, no solo de algunos Estados. Vale la pena lutar por un papel político y no solo técnico de esas organizaciones”.

Migración y paz

El presidente portugués mencionó después el trabajo en el área de la migración y refugiados. “Como país de migrantes, desde que nacimos hace casi nueve siglos, tenemos muchos de nuestros mejores compatriotas esparcidos por el mundo, construyendo los países de recepción, acoger los que nos llegan combatiendo xenofobías y intolerancias. Tenemos por prioritaria la educación, como lo demuestra la Plataforma Global de Apoyo a los Estudantes Sirios, iniciativa del Presidente Jorge Sampaio. Y defendemos el desarrollo inclusivo y sostenible en los países de origen, como factor decisivo para prevenir y extirpar el terrorismo, la radicalización y el tráfico de seres humanos y salvaguardar la paz y los direchos de las personas y de las comunidades”.

Sobre la alianza con las Naciones Unidas, Marcelo Rebelo de Sousa afirmó que “Portugal se enorgullece de su participación en ocho operaciones de manutención de paz, seis de las cuales en África”.  Segun el jefe de Estado, el país también se enorgullece de la organización, en Lisboa, en conjutno con Kenia, de la Conferencia de los Océanos, en junio de 2020, y del lanzamiento de la Ruta Nacional para la Neutralidad Carbónica 2050.

Desafíos

En este momento, Rebelo de Sousa dijo que el mundo se divide en señales, globales y regionales, de sentido opuesto, unas preocupantes otras favorables. Entre las señales preocupantes, destacó el ascenso de las tensiones en la arena internacional, la carrera de la guerra comercial y la carrera armamentística. También se refirió a los conflictos de Yemen, Siria, Libia e Sahara.

El presidente de Portugal también destacó el aumento de la colaboración entre la ONU y la Unión Africana, anunciando que el país está disponible para organizar la próxima reunión de líderes entre la Unión Europea, UE, y la Unión Africana durante la próxima presidencia del Consejo de la UE.

Rebelo de Sousa terminó el discurso diciendo que, 75 años despues de su fundación, el mundo “continua confiando en las Naciones Unidas”. Según el presidente, “solamente aquellos que no conocen la historia y, por eso, no les importa repertir los errores del pasado, pueden minimizar o relativizar el papel de las Naciones Unidas”.