Español Portugués, Portugal

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha condecorado este miércoles al comandante general de la Guarda Nacional Republicana (GNR) de Portugal, Luis Francisco Botelho, que ha recibido la Gran Cruz al Mérito de la Guardia Civil.

El general Botelho forma parte de la GNR desde el año 2010. Allí ha desempeñado sus funciones como adjunto del comandante operacional, comandante del Comando Operacional y comandante de la Unidad de Intervención. En 2016 fue nombrado segundo comandante general de la GNR y desde junio de 2018 es el comandante general de ese cuerpo.

La directora general de la Guardia Civil, María Gámez, ha participado también en la imposición de esta condecoración, en un acto en que 22 guardias civiles también han recibido la Medalla Nuno Álvares Pereira por parte de las autoridades portuguesas.

Ocho de ellos cuentan ya desde hoy la medalla de primera clase, entre ellos el director adjunto operativo de la Guardia Civil, el teniente general Pablo Salas.

Este intercambio de condecoraciones entre ambos cuerpos es fruto de la estrecha colaboración con la que España y Portugal trabajan diariamente en el ámbito policial, subraya en una nota el Ministerio del Interior.

Uno de los intercambios más activos se enmarca dentro del Plan Verano Seguro – Turismo Seguro, con el que se organizan patrullas mixtas que garantizan la seguridad a turistas procedentes de los dos países.

Otro punto de encuentro destacado entre la Guardia Civil y la GNR portuguesa tiene que ver con la protección del medio ambiente y la investigación en este campo.

El Serviço de Protecção da Natureza (SEPNA) «es un espejo de nuestro SEPRONA» y las operaciones conjuntas llevadas a cabo en las dos partes de la frontera son constantes, añade Interior.

En los últimos años, varias operaciones contra el tráfico de moluscos bivalbos y angulas, y contra los residuos ilegales, se han saldado con éxito.

La interconexión de los sistemas de vigilancia marítimos que utilizan ambos cuerpos es otro punto clave en esta colaboración, «un logro con el que se ha avanzado mucho en la explotación de las operaciones antidroga», concluye el Ministerio.