Español Portugués, Portugal

Los primeros pasos para la constitución de una Asociación Comercial entre Vilar Formoso y Fuentes de Oñoro han sido dados este viernes en una reunión organizada por la Junta de la Freguesia de Vilar Formoso dirigida a los empresarios locales.

Pueden oír la reunión en el podcast de Radio Fronteira:

Cerca de 40 empresarios de Vilar Formoso han estado presentes en el Auditório do Pavilhão Multiusos. El desafio ha sido lanzado para constituirse un primer grupo de trabajo del lado portugués. Cuatro empresarios locales, Fernando Marques, José Manuel Araújo, Ana Fantasía y Ricardo Rico, han mostrado su disponibilidad para comenzar a aportar su granito de arena en la formalización de esta asociación con los españoles de Fuentes de Oñoro, que ya han iniciado las primeras gestiones en España.

El presidente de la Junta de Vilar Formoso ha sensibilizado a los empresarios lusos para que se junten a los empresarios de Fuentes de Oñoro, para ser una voz activa y representativa junto al Ayuntamiento y a instituciones gubernamentales. Como ha agregado Manuel Gomes, el Gobierno portugués, que ya se ha reunido con Vilar Formoso para elaborar proyectos de revitalización de la zona de frontera, ha preguntado por la cantidad de masa crítica local para sacar adelante los proyectos.

Dulcineia Catarina Morura de la Associação de Desenvolvimento Regional Territórios do Côa, que está destacando por trabajar en el ámbito del proyecto de la Eurociudad, ha recordado también que sólo la unión entre empresarios de Vilar Formoso y Fuentes de Oñoro, podrá dar frutos para la dinamización económica de la zona de la frontera. La Eurociudad, una Agrupación Europea de Cooperación Territorial, está en fase de formalización y pretende también que los agentes privados sean una voz aliada y reivindicativa.

Del lado español, la primera teniente de Alcalde de Fuentes de Oñoro, Susana Pérez y el empresario Juan Antonio Blanco Bravo, dueño del Supermercado Raimundo, en representación de la Asociación de Empresarios locales, han subrayado también el valor añadido de ser constituida una Asociación Comercial transfronteriza, para no dejar morir el tejido económico existente y ser una voz oída por las instituciones.

La idea de esta unión de empresarios ha surgido del lado de Fuentes de Oñoro, que ya tuvo una Asociación con Ciudad Rodrigo, pero ahora ve más beneficioso esta unión en la frontera con Vilar Formoso.

Según ha sido confirmado a la Radio Fronteira por la Junta de Freguesia, Vilar Formoso tendrá cerca de 130 empresarios. Fuentes de Oñoro alcanzaría los 40 empresarios, es decir, la futura Asociación Comercial podrá tener un universo de asociados en torno de 170 empresarios, en total.

Manuel Gomes ha insistido que Vilar Formoso y Fuentes de Oñoro deben aprovechar la nueva financiación de Europa para afirmarse y crecer económicamente, a través de la Eurociudad Puerta de Europa (con sede en Vilar Formoso), que además de estas localidades, también participan Almeida y Ciudad Rodrigo.

La futura sede de la Asociación Comercial estará en Fuentes de Oñoro. Se espera que en febrero o en marzo de 2021, sea ya una realidad.

La adjudicación de la gran área de servicio de Fuentes de Oñoro queda desierta

El 16 de septiembre ha concluido el periodo para presentar ofertas para la construcción y adjudicación del área de servicio en la autovía A-62, en ambos sentidos, y que prevé la creación de unos 100 puestos de trabajo, según reconoce el regidor de Fuentes de Oñoro, Isidoro Alanís.

En este sentido, el alcalde explica que mantiene contactos para conseguir inversores que apuesten por esta área de servicio, aunque es consciente de que se trata de “una época complicada para realizar una inversión de esta envergadura”. De hecho, se habla de una aportación cercana a los siete millones de euros.

Además, otro de los objetivos prioritarios para la zona es la construcción del polígono logístico en Fuentes de Oñoro. Para su desarrollo se destinarán 100.000 metros cuadrados de terreno en la zona de la última conexión de la autovía, con tres sectores con diferente categoría industrial y de servicios, con el visto bueno de la Junta de Castilla y León desde hace un año.