Español Portugués, Portugal

CaixaBank ha culminado hoy los trámites legales de la fusión con Bankia, tras la inscripción de la escritura de fusión en el Registro Mercantil. La operación, que supone la creación de la entidad líder del sector financiero en España, fue aprobada por amplia mayoría por las Juntas Generales Extraordinarias de Accionistas de CaixaBank y de Bankia el pasado diciembre y ha obtenido todas las autorizaciones pertinentes.

La operación cumple así con el calendario establecido el pasado septiembre para materializar la fusión legal en el primer trimestre de 2021 y mantiene el objetivo de ejecutar la integración operativa entre las dos entidades antes de finalizar 2021.

CaixaBank, entidad clave para apoyar la economía

El presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri -pendiente de su designación por el Consejo de Administración en los próximos días-, y el consejero delegado, Gonzalo Gortázar, han señalado que el objetivo de la entidad es seguir siendo un factor clave de apoyo a familias y empresas, y convertirse en un actor muy relevante para la recuperación socioeconómica de nuestro país.

Para Goirigolzarri, “la fusión entre CaixaBank y Bankia marca un hito en la historia del sistema financiero español; un proyecto que comenzamos con una tremenda ilusión, pero siendo muy conscientes de que los retos que tenemos por delante no son menores”. En este sentido, Goirigolzarri ha añadido que “afrontamos este reto desde una posición de fortaleza que nos permite ser parte activa en la solución de la actual crisis y, sobre todo, para ser la entidad que más cerca esté de nuestros clientes y de la sociedad”.

Por su parte, Gortázar ha subrayado que “la integración de CaixaBank y Bankia nos convierte en el líder destacado del sector financiero en España. Un liderazgo que vamos a seguir poniendo al servicio de nuestros clientes y de toda la sociedad, en línea con nuestro origen fundacional y nuestra vocación social”. En opinión de Gortázar, “una operación transformacional como ésta es necesaria para adaptarse a un nuevo entorno donde las condiciones han cambiado como consecuencia de la disrupción tecnológica y el entorno económico».

Creación del líder destacado del sector financiero español

CaixaBank tendrá cerca de 20 millones de clientes en España y 623.800 millones de euros en activos totales, un volumen que le convertirá en el banco de mayor tamaño del mercado doméstico, con una posición relevante a nivel europeo, y una capitalización bursátil superior a los 20.500 millones de euros.

Además, CaixaBank reforzará su liderazgo en banca retail en España, con la primera posición por cuota de mercado en todos los productos clave: depósitos (24%), créditos (26%) y ahorro largo plazo (29%), que incluye los seguros de ahorro, los fondos de inversión y los planes de pensiones.

La entidad alcanza una presencia geográfica equilibrada y diversificada, con la red de oficinas más extensa y especializada del sector, y pretende mantener la cercanía al territorio y la inclusión financiera que CaixaBank y Bankia siempre han demostrado. La entidad combinada tendrá presencia en alrededor de 2.200 municipios, y en 299 será la única entidad con representación.

La capilaridad de la red junto con las capacidades digitales –con 10 millones de clientes digitales en España– permitirán seguir mejorando la experiencia del cliente.

Los clientes no deberán realizar ninguna gestión

Pese a la integración formal, culminada hoy, la operativa de los clientes no cambiará, prácticamente, hasta la migración de la plataforma operativa de cada entidad, en un proceso que tiene previsto ejecutarse antes de que finalice el año.

Las cuentas corrientes y las libretas de ahorro cambiarán de numeración. Este cambio, sin embargo, no afectará a los recibos domiciliados ni a las transferencias ni a los abonos recibidos. Por tanto, no será necesario que el cliente realice ninguna gestión. Los créditos e hipotecas contratados mantendrán igualmente las condiciones pactadas.

Por lo que se refiere a las tarjetas de Bankia, podrán utilizarse hasta que el usuario realice la activación de las tarjetas de CaixaBank que recibirá en su domicilio, tras la integración de los sistemas informáticos.

Además, a partir de hoy mismo, todos los clientes de CaixaBank y Bankia podrán efectuar reintegros a débito con sus tarjetas, sin comisión alguna, en los 14.000 cajeros de la red conjunta en España que tendrán ambas entidades tras la fusión.