Español Portugués, Portugal

El portugués Mário Centeno, presidente del Eurogrupo, en entrevista concedida a varios medios de comunicación europeos, por videoconferencia desde su despacho en Lisboa, adelanta el paquete de acciones y explica que está trabajado en “tres redes de seguridad: para la deuda soberana, para las empresas y para los trabajadores. Debe ser un plan lo más integral posible para todos los sectores de nuestra economía. Estamos trabajando en una línea de crédito abierta a todos los países de hasta 240.000 millones de euros. Será una nueva línea de defensa. Segundo, tenemos una propuesta del Banco Europeo de Inversión (BEI) con una garantía paneuropea de hasta 200.000 millones. Los detalles no están acabados, pero será para la UE y sobre todo para pequeñas y medianas empresas. Además, la Comisión presentó el jueves la medida de 100.000 millones de euros para crear una red de seguridad para sistemas de protección de empleo. Estas tres medidas representan una malla de protección de alrededor de medio billón de euros”.

En la discusión sobre los eurobonos, parece descartarse esta posibilidad y se busca la creatividad. Sobre la mesa está la propuesta de Francia: “un fondo temporal que complementaría el Marco Financiero Plurianual. El fondo emitiría bonos con garantías conjuntas de los Estados miembros. No se trata de los eurobonos, sino de un punto intermedio”, afirma Centeno.

El alto cargo portugués ha querido remarcar un mensaje político claro al afirmar que “como líder del Eurogrupo: debemos ser nuestro propio Plan Marshall”.

Otra cuestión capital es el nivel la deuda soberana de los Estados, donde España con un 96% y Portugal con un 120% sobre PIB, tienen un escaso margen. Al respecto se asume que estamos ante una situación muy complicada, “saldremos de esta crisis con un nivel de endeudamiento mucho más elevado”, ha reconocido.