Español Português

En su intervención en la Cumbre del Clima (COP25), que tiene lugar en Madrid, António Costa recordó que Lisboa será la primera capital verde del sur de Europa en 2020.

Costa sostuvo que el país «tiene la responsabilidad de ir aún más lejos y más rápido» y que el objetivo del gobierno es que en 2030 el 80% de la energía consumida en el país provenga de fuentes renovables. Dio el ejemplo de Portugal en el campo de las energías renovables, destacando que el 54% de la energía del país ya proviene de fuentes verdes.

El jefe del Gobierno también advirtió de la necesidad de que los dirigentes mundiales prestaran más atención a la cuestión del aumento de los niveles de agua de mar y apeló a la participación en la conferencia mundial sobre los océanos en el marco de las Naciones Unidas (ONU), que tendrá lugar en Lisboa. «Los océanos son el principal regulador climático y tenemos que prestar la misma atención a los océanos que a a la transición energética para cumplir con esta función y el deber de combatir el cambio climático», insistió.

«Tenemos que escuchar a los científicos. El tiempo se está acabando y no sólo amenaza a los osos polares, sino a la humanidad misma. Tienes que actuar ahora», concluyó António Costa.

Delegaciones de 196 países están presentes en Madrid en la inauguración de la Cumbre sobre el Cambio Climático (COP25). El presidente del Gobierno español Pedro Sánchez y el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, son los anfitriones del evento con medio centenar de líderes mundiales y organizaciones internacionales.