Asociaciones rayanas denuncian una «situación demográfica extrema en la franja céltica hispanolusa»

Más de 60 asociaciones luso-españolas firman la Declaración de Urgencia ante la amenaza de colapso demográfico

Comparte el artículo:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

Las asociaciones Viriatos de Zamora y La Raya-A Raia de Cáceres, con el asesoramiento del Instituto de Investigación y Desarrollo Rural Serranía Celtibérica, han elaborado la Declaración de Urgencia de la Franja Céltica (DUFC), que ha sido presentada en el Congreso Europeo por el Reto Demográfico en San Pedro de los Majarretes (Cáceres).

Dos países lideran la despoblación europea, ya que Laponia es baja densidad de población por su climatología extrema, España con el 57% de su territorio por debajo de 12,5 hab/km2 y Portugal con el 37%. Precisamente los Gobiernos de ambos países han firmado la «Estrategia Común de Desarrollo Transfronterizo», en cuyo marco se encuadra la DUFC. Hasta el presente no se había visibilizado la situación demográfica extrema de la Franja Céltica hispanolusa. Con un censo de 401.213 habitantes, el 8% de la zona transfronteriza, ocupa 46.544,61 km2, el 32,29% de su territorio, y su densidad media es de 8,62 hab/km2; recuérdese que menos de 10 hab/km2 se considera en Geografía Humana desierto demográfico. Pero lo grave es la progresiva despoblación que está sufriendo, que se acentuará en años venideros por el alto índice de envejecimiento.

En un breve plazo de apenas dos meses, 41 asociaciones de desarrollo rural y 21 asociaciones de sectores económicos, sociales y culturales han firmado la DUFC para impulsar actuaciones y medidas que contribuyan a frenar el avance del desierto demográfico en el vaciado territorio luso-español. Estas adhesiones, solamente en la zona española, suponen 18 Grupos de Acción Local, que integran 643 Ayuntamientos e instituciones, 1.455 empresas y asociaciones empresariales, 751 asociaciones y personas de todos los sectores económicos y sociales. En total 2.849 organizaciones rurales del ámbito transfronterizo que reclaman el reconocimiento por el Gobierno de España y la Unión Europea de los derechos de la SESPA española de la Franja Céltica.

Las entidades firmantes reclaman la colaboración de las instituciones españolas y portuguesas para recibir lo que otros territorios europeos, en situación de zona desfavorecidas, ya han conseguido. También piden que se les aplique el artículo 174 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, base jurídica en que se basa la política de cohesión de la UE; así como se acometa con urgencia la declaración del territorio de la Franja Céltica en situación catástrofe demográfica y, en aplicación del Reglamento (UE) nº 2021/1060 del 24 de junio, sea incluida en el Acuerdo de Asociación de España y Portugal con la Unión Europea 2022-2027 para que sea destinataria de una Inversión Territorial Integrada y otras justas prerrogativas que se concretan en la Declaración de Urgencia.

Su objetivo principal será proponer la constitución de una asociación transfronteriza que les represente ante la Comisión Europea y los Gobiernos luso y español, para que defienda los intereses y necesidades de las poblaciones transfronterizas con una clara vocación de colaboración con las instituciones europeas, nacionales y regionales. Esperan con ello que los instrumentos financieros NEXT GENERATION y otros fondos europeos de carácter estructural y de cohesión para el periodo 2022-2027 reviertan directamente en la dinamización económica, social y cultural en los territorios transfronterizos con mayor impacto del que viene produciéndose en estas última décadas.

Las organizaciones firmantes continuarán recabando más apoyos de las empresas, asociaciones e instituciones locales de la franja hispano-lusa para aumentar la fuerza de su reclamación.

Noticias Relacionadas