Español Português

El Partido Ibérico Íber ha elegido por unanimidad a María José Linde Romero (Puertollano, 1969) como su nueva presidenta. Con formación en magisterio, tiene 24 años de trayectoria laboral en una cadena de supermercados, cuyos últimos tres fue coordinadora de tienda. Posteriormente desde 2015 ha sido empresaria. Le gusta la lectura y la pintura y tiene una doble vocación de política municipalista y de grandes realizaciones como la convergencia ibérica entre España y Portugal.

La nueva presidenta del Partido Ibérico ha saludado calurosamente «a todos y todas las iberistas y quisiera ponerme a su disposición para cualquier tema que nos acerque un poco más. La filosofía del Partido Íber es de unidad y acercamiento y quisiera hacer mía esa filosofía y transmitirla desde el corazón, afronto esta nueva etapa con ilusión y siendo consciente de la responsabilidad que ello conlleva para hacer llegar nuestra voz a todos los estamentos sociales».

María José ha realizado un homenaje a su predecesor Ramón Martín Lara, cuya labor -afirma- «ha sido encomiable y espero estar a su altura y a la de todas las personas a las que represento, respeto y siento una profunda admiración». Por último ha realizado un llamamiento a «todos los ciudadanos y ciudadanas a integrarse en este proyecto que busca un papel mucho más preponderante de la península ibérica en el mundo y un mayor acercamiento con nuestros hermanos iberoamericanos».

Linde Romero fue número dos de la lista de las elecciones municipales por la candidatura del Partido Ibérico Íber. Actualmente sigue muy de cerca los trabajos del actual concejal del Íber, Casimiro Sánchez Calderón, refrendado como presidente de honor.

Entre los asistentes, estuvo Paulo Gonçalves, presidente de la organización hermana portuguesa Movimiento Partido Ibérico, que apuntó a la importancia de estrechar lazos entre Sines y Puertollano, así como la importancia de defender la conexión ferroviaria entre dos ciudades universitarias como Covilhã, donde vive, y Salamanca.

DECLARACIÓN DE LISBOA

En el tercer aniversario de la firma de la Declaración de Lisboa, el II Congreso del Partido Ibérico Íber ha decidido incluirla en el “programa máximo del Partido”. La Declaración de Lisboa defiende “la articulación constitucional y confederal de Iberia, como Comunidad Ibérica de Naciones, compuesta actualmente por Portugal, Andorra y España” con sus tres idiomas oficiales “portugués, catalán y español” y propone “la unificación de los servicios públicos, la seguridad social, el espacio radioeléctrico, organismos reguladores del mercado y bancos centrales, creación de ligas deportivas ibéricas, convalidación automática de títulos educativos, creación de materias comunes en planes de enseñanza y promoción de la enseñanza bilingüe hispano-lusa”.

La Declaración de Lisboa también aclara que “rechaza la integración de Portugal en España y defendemos que la construcción de Iberia sea obra tanto de Portugal como de España y Andorra, bajo los principios de igualdad, de no duplicidad de costes y de beneficio mutuo”.

Finalmente, en el plano global, defiende “la articulación intergubernamental de la Iberofonía, como Comunidad Iberófona de Naciones (los países que hablan español y portugués). La Iberofonía representa un 14% del PIB mundial. Abogamos por un acuerdo entre el Instituto Cervantes y el Instituto Camões para el uso de la infraestructura común con la finalidad de divulgar las lenguas y culturas ibéricas, en pie de igualdad”, afirma la Declaración de Lisboa (2016).

Asimismo, el II Congreso ha establecido un Comité Ibérico de Garantías y Ética, conforme exige la ley, y se ha felicitado por el éxito de la Conferencia Internacional de Lengua Portuguesa y Española, organizado por la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Cultura y la Ciencia (OEI), en Lisboa.

En la foto, de izquierda a derecha, Casimiro Sánchez Calderón, María Josefa Linde Romero y Paulo Gonçalves.