El Tramo Internacional del Río Miño tendrá una acción coordinada entre España y Portugal

Se regula conjuntamente la actividad pesquera profesional, recreativa y deportiva en los márgenes y aguas de dicho tramo internacional del río

Comparte el artículo:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

El Consejo español de Ministros ha enviado a las Cortes Generales el acuerdo entre el Reino de España y la República Portuguesa relativo a la pesca en el Tramo Internacional del Río Miño (TIRM). En la reunión de la sesión plenaria de la Comisión Internacional de Límites (CIL) entre Portugal y España, que tuvo lugar en Madrid en abril de 2019 (que siguió a la reunión del año 2014 en Lisboa), se decidió la actualización de los reglamentos anteriormente en vigor con la finalidad de actualizar las normas relativas a la actividad de la pesca profesional, recreativa y desde pesqueras en el Tramo Internacional del Río Miño (TIRM).

Entre otras modificaciones, se incluye su nueva denominación como «Acuerdo Internacional» en lugar de «Reglamento», la introducción de una cláusula de enmienda, y la regulación de su ámbito de aplicación de conformidad con el Tratado entre España y Portugal, por el que se establecen las líneas de cierre de la desembocadura del Río Miño, y se elimina así su tramo internacional. Dentro de esta modificación del actual reglamento en vigor, que se ha llevado a cabo según el acuerdo de los presidentes de las delegaciones portuguesa y española de la Comisión Permanente Internacional del Río Miño (CPIRM), son especialmente relevantes el reordenamiento de las sanciones y la enumeración clara y detallada de las competencias de la CPIRM.

Mediante estos cambios se refuerza la cooperación y acción coordinada entre España y Portugal, además de dotar a las respectivas administraciones de los instrumentos necesarios para garantizar el ejercicio de la pesca y la gestión de los recursos. Asimismo, se regula conjuntamente la actividad pesquera profesional, recreativa y deportiva en los márgenes y aguas de dicho tramo internacional del río, garantizando la igualdad de condiciones para los sectores pesqueros de ambas partes, y la protección del ecosistema y la biodiversidad.

Noticias Relacionadas