EL TRAPEZIO entrevista a Julia Llata Lavín: «Me siento portuguesa en España y española en Portugal; me siento iberista»

La responsable de Comunicación de Endesa en Portugal ha afirmado que al comenzar a trabajar en Lisboa tuvo que adaptar sus "prisas"

Comparte el artículo:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

Julia Llata Lavín, responsable de Comunicación y Relaciones Institucionales de Endesa en Portugal, cuenta con una larga trayectoria profesional en el país vecino y fue condecorada con la Cruz de la Orden de Isabel la Católica, a propuesta de la Embajada española. Nació en Santander y lleva desde 2004 trabajando en Endesa. Portuguesa en España y española en Portugal, afirma que se siente iberista.

En sus 18 años viviendo en Portugal, ¿cómo ha evolucionado su percepción del país?

De forma considerablemente positiva. Mi percepción de Portugal mejoró en varios enfoques (social, cultural, económico, medioambiental, …). Me trasladé desde Madrid a Lisboa con mucha ilusión, que mantengo actualmente, aunque ahora desde Cascais, cerca de mi querido Atlántico.

¿Cómo ve el papel de las empresas españolas y su adaptación a Portugal?

Portugal es un destino estratégico para España y viceversa. Esto es algo natural, dada la relación de proximidad, pues somos vecinos, compartimos la Península Ibérica. De la misma forma que tenemos diferencias culturales, hay diversidad en la forma de hacer negocios. No olvidemos que las diferencias culturales tienen influencia en los negocios. A modo de ejemplo, negociar en España es más rápido que en Portugal. Aquí, es más lenta la toma de decisión final (hasta medio año, según mi experiencia). Al comenzar a trabajar en Lisboa, tuve que adaptar mis “prisas” (provenía de Madrid) pues culturalmente los tiempos de respuesta son diferentes. Las empresas españolas tienen que saber adaptarse a estas diferencias y “mirar” quizás con más entendimiento hacia las singularidades de Portugal.

¿Qué proyectos desarrolla Endesa en Portugal y qué planes de futuro tienen?

Actualmente, desarrollamos proyectos basados en la descarbonización y renovables, siempre con el compromiso de enraizamiento local en Portugal.

Haciendo un breve balance de nuestra presencia: Desde hace tres décadas estamos presentes en Portugal. La entrada de Endesa en Portugal se inició en 1993, con la participación, como accionista, en la Central Térmica de Pego, en Abrantes. Esta central ya no está operativa, desde finales de noviembre de 2021. Pero en su origen, Pego significó el primer y más relevante Project Finance del sur de Europa. Fue la mayor transferencia transfronteriza realizada en Europa en 1993. Endesa Portugal es, desde entonces, un elemento determinante en la economía del país, reafirmándose como el segundo mayor comercializador de electricidad, con un crecimiento sostenido de sus cuotas, tanto en electricidad como en gas natural.

Estamos comprometidos con la transición energética hacia una economía descarbonizada a través de nuestra gestión responsable en materia económica, social y medioambiental.

Invertimos en la transformación digital de todas las líneas de negocio, en nuestro compromiso por alcanzar la máxima eficiencia y un ecosistema digital centrado en el cliente. 

¿Qué es lo que más valora en términos de calidad de vida de Portugal?

Podemos analizar variables y/o ejes diferentes:

-En términos económicos:

La última tasa de variación anual del IPC publicada en Portugal, de enero de 2022 fue del 3,3%: 6 décimas superior a la del mes anterior. La variación mensual del IPC (Índice de Precios al Consumo) ha sido del 0,3%, de forma que la inflación acumulada en 2022 es del 0,3%.

El PIB per cápita es un muy buen indicador del nivel de vida y en el caso de Portugal, en 2021, fue de 20.550 euros, por lo que se encuentra en el puesto 41 de los 196 países del ranking de PIB per cápita.

-En el eje de seguridad Portugal, destaco el facto de ser uno de los 5 países más seguros del mundo, según el Global Peace Index 2021, sólo detrás de Islandia, de Nueva Zelandia y de Dinamarca. O sea, es el segundo entre los países de la Unión Europea. El Informe del Institute for Economics & Peace indica que Portugal está en 4.º lugar entre 163 Estados y territorios independientes.

El hecho de Portugal ser considerado uno de los países más seguros del mundo es un activo para la calidad de vida de los portugueses. También supone una ventaja competitiva frente a otros países. 

¿Qué significa para usted ser iberista?

Me identifico (en particular), con Lobo Antunes, con Saramago, o Miguel Torga, cuando siento el Iberismo. Pero creo que afirmar las diferencias es también un importante valor. Me siento portuguesa en España. Me siento española en Portugal. Puede parecer una contradicción… Pero me siento iberista. Hablo de sentimiento, porque una federación ibérica es, hoy por hoy, un proyecto muy difícil para ser implementado a nivel político.

Hemos compartido una historia, España y Portugal, a veces en común, a veces paralela, pero tuvimos un desarrollo no sólo coherente sino además diferenciado del resto de Europa. Recordemos la dominación romana, visigoda y árabe en la Península Ibérica.

Ahora, España tiene que orientar su mirada más y mejor para Portugal. Romper ciertos tabúes y prejuicios que, en mi opinión, no se justifican. 

Como lectora de nuestro periódico, ¿qué opina del proyecto de EL TRAPEZIO?

Una iniciativa no sólo necesaria, sino innovadora. No recuerdo un proyecto similar. Por eso, al Equipo de EL TRAPEZIO, transmito mi más sincera enhorabuena.

El proyecto de EL TRAPEZIO no sólo es un medio de comunicación necesario; creo que especialmente es un movimiento que defiende la mejora y profundización de las relaciones entre ambos Estados. Como proyecto innovador y transversal, me hago eco de vuestras iniciativas.

Noticias Relacionadas