Español Portugués, Portugal

«La conexión no es retomada por su importancia, o porque RENFE crea en ella. La conexión sólo se reanuda porque, en los últimos 20 días, el Eixo Atlántico ha estado ejerciendo presión. Hemos escrito a RENFE. Hemos hecho contactos con CP («Comboios de Portugal»). Han aceptado reanudar la conexión, aunque con reducción en el número de viajes. La responsabilidad es de los dos operadores, pero sobre todo de RENFE, que no estaba muy dispuesta a avanzar», ha afirmado Xoan Mao.

Los enlaces ferroviarios entre Portugal y España están suspendidos desde el 17 de marzo, cuando se cerraron las fronteras terrestres.

A pesar de la reapertura de las fronteras terrestres el 1 de julio, el servicio todavía no ha sido restablecido, y está sujeto a la decisión de los dos operadores.

Xoan Mao ha advertido «a los dos Gobiernos de la necesidad de tomar decisiones sobre las dos compañías públicas para que situaciones como esta no vuelvan a suceder».

«Los Gobiernos de ambos países tienen que exigir a las empresas públicas que esto no vuelva a ocurrir, y que la línea se restablezca en las condiciones en que funcionaba antes de la pandemia de la Covid-19. La pandemia no puede ser una excusa para cometer errores por intereses económicos», se ha remarcado.

Para Xoan Mao, el funcionamiento de la «única conexión ferroviaria» entre el norte de Portugal y Galicia, región con más de dos millones de habitantes, debe ser uno de los temas de la agenda de la próxima cumbre ibérica.

«Es un tema que hay que debatir en la próxima cumbre ibérica para que no vuelva a suceder. Estamos hablando de dos empresas públicas, propiedad de dos Gobiernos, que han puesto todas las dificultades al retomar un vínculo absolutamente esencial para las dos regiones. Estamos hablando de dos empresas públicas, propiedad de los Gobiernos, pagadas por los impuestos de los contribuyentes, incluidos los salarios de sus presidentes. Sin embargo, hemos tenido que presionar para que se reanudara la conexión», ha subrayado.

El alcalde de Viana do Castelo ha considerado que es una «buena noticia» para el turismo y para el sector empresarial, a pesar de admitir, en una nota enviada hoy a las redacciones, que el tren «Celta» funcionará «con reducción en el número de viajes», tras cinco meses de parada debido al cierre de las fronteras entre los dos países.

«El tren Oporto-Vigo vuelve a funcionar el 16 de agosto con la mitad de los viajes, haciendo sólo las conexiones que salen por la mañana. En el sentido Oporto-Vigo, el “Celta” número 421 saldrá de Oporto-Campanhã a las 08:13, y llegará a Vigo a las 11:35 (hora española); en la dirección opuesta, el “Celta” número 420 saldrá de Vigo a las 8:58 (hora española), y llegará a Porto-Campanhã a las 10:20», especifica la nota.

El alcalde socialista José Maria Costa ha explicado, que el vínculo «es fundamental para toda la dinámica turística y empresarial del norte de Portugal y de Galicia».

«Era una necesidad. Necesitábamos un tren más moderno, con mejores condiciones para los pasajeros y con un tiempo de viaje más corto, más adaptado al siglo XXI, para darnos garantías de una buena conexión entre el norte de Portugal y Galicia».

«Si Galicia fuera un país, sería el octavo país en lo que se refiere al destino de nuestras exportaciones. Allí es donde gran parte de nuestras empresas del sector del automóvil están produciendo piezas y componentes», ha insistido.

Con salidas diarias, el tren «Celta», que es operado por CP junto con RENFE, ha comenzado su actividad en julio de 2013; asegurando una conexión rápida entre Vigo y Oporto, con paradas en Valença, Viana do Castelo y Nine.

Esta conexión ha permitido recorrer los 175 kilómetros que separan las ciudades en dos horas y 15 minutos, cuando anteriormente la conexión llevaba más de tres horas.

En Portugal han muerto 1.772 personas, de las 53.783 infectadas confirmadas, según el boletín más reciente de la Dirección General de Salud.