Español Portugués, Portugal

Más de un mes después, Portugal ha salido la lista de países considerados como «no seguros» por el Gobierno inglés. Desde el sábado, todos aquellos que quieran viajar entre las dos naciones ya no tendrán que realizar una cuarentena al regresar al Reino Unido.

Esta decisión del ministro de Transportes británico ha sido aplaudida por Marcelo Rebelo de Sousa, que está de vacaciones en el Algarve, la región más afectada por la falta de turistas ingleses. Una cambio que, según João Fernandes, el máximo responsable del turismo, se trata de una oportunidad que habrá que «aprovechar al máximo» en los próximos cuatro meses, para intentar cubrir las innumerables pérdidas registradas hasta la fecha.

Existe la confianza en la recuperación del «tiempo perdido» y, para ello, Turismo de Portugal y TAP (Transportes Aéreos Portugueses) han avanzado una campaña a escala europea para contribuir a la recuperación del sector turístico nacional.

Si el norte y el Alentejo están teniendo un año positivo, especialmente gracias a los turistas nacionales que están aprovechando para conocer los rincones más escondidos, los conductores de «tuk-tuk» y de autobuses turísticos han estado en huelga; advirtiendo que, en algunos casos, apenas ganan para comer.

Desempleo en el sector turístico

Siendo este uno de los sectores más importantes de la economía portuguesa, el cual ha supuesto un gran impulso para que el país haya salido del agujero donde estaba tras la última crisis económica; el confinamiento; el miedo de los turistas, y el corredor británico, que sólo ahora va a funcionar sin ningún tipo de restricción, han hecho que el número de desempleados aumente a 407 mil. Esto representa un aumento del 0,2%; más de 637 personas, respecto del mes anterior. Muchos de estos nuevos desempleados son jóvenes y trabajadores precarios del sector turístico.

En relación con estos desempleados, durante la ceremonia para la firma de la declaración de compromiso de asociación para el refuerzo excepcional de los servicios sociales y sanitarios, y el lanzamiento del programa PARES 3.0, que creará 15.000 puestos de trabajo hasta finales de año, António Costa ha declarado querer que los desempleados de este sector puedan trasladarse a hogares y a otros equipamientos sociales. De esta forma, al tener formación básica en el cuidado de los demás, estas personas pueden reforzar el personal de las IPSS (Instituciones Particulares de Solidaridad Social).