Español Portugués, Portugal

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, y la titular de Agricultura de Portugal, Maria do Céu Antunes, han mantenido este miércoles un encuentro por videoconferencia en el que han acordado crear un grupo de trabajo sobre los planes de la Política Agrícola Común (PAC).

En concreto, la reunión se ha centrado en las prioridades en materia de agricultura de la próxima Presidencia portuguesa del Consejo de la Unión Europea.

Planas, que ha trasladado a la ministra lusa todo su apoyo durante el periodo de Presidencia, le ha mostrado también el interés de España no solo por la negociación de la futura PAC en los denominados trílogos (Parlamento, Comisión y Consejo de Ministros), sino por otros asuntos de gran relevancia para el sector agroalimentario de ambos países.

Entre estos, la aplicación de la estrategia ‘De la granja a la mesa’, las recomendaciones de la Comisión Europea para la elaboración de los planes estratégicos nacionales, los acuerdos comerciales internacionales y la situación de los mercados agrarios con respecto a la pandemia de la Covid-19 y el Brexit.

Respecto a las negociaciones en los trílogos, Planas ha señalado que el acuerdo previo logrado en el Consejo de Ministros de Agricultura es una «buena base» para comenzarlas, ya que se trata de un acuerdo equilibrado entre la sostenibilidad económica y la medioambiental.

Por lo que respecta a los planes nacionales, el titular de Agricultura ha propuesto a su homóloga una reunión técnica de los respectivos equipos ministeriales para compartir los avances y reducir, lo que la ministra portuguesa considera ‘efecto frontera’ en la aplicación de la PAC en ambos países.

De esta forma, ambos ministros han acordado la creación de un grupo de trabajo sobre los planes estratégicos de la PAC.

Los ministros han destacado que reforzarán la colaboración sobre sanidad animal y vegetal, tal y como acordaron los jefes de Estado en la pasada Cumbre Ibérica de la localidad lusa de Guarda.

Con respecto al programa de la Unión Europea de opciones específicas para la lejanía y la insularidad (Posei), que afecta a archipiélagos de los dos Estados, ambos ministros han confirmado su compromiso para que la financiación no se vea mermada.