Español Portugués, Portugal

Galicia iniciará, desde las 00 horas del jueves al viernes, con la reapertura de la hostelería y la reuniones entre no convivientes, el proceso de desescalada de las medidas restrictivas para frenar la covid-19. Sin embargo, restringirá la movilidad en la Raya luso-gallega durante el próximo puente de diciembre, desde el viernes a medianoche hasta el día 9 de diciembre. En estos momentos sólo se mantiene abierta la Raya luso-extremeña, aunque también se cerrará durante el periodo navideño.

Así lo ha anunciado el presidente de la Xunta, Alberto Nuñez Feijóo, en una comparecencia celebrada este miércoles para detallar las decisiones tomadas por el comité clínico en la reunión de este martes, que se ha prolongado más de cuatro horas y en el que se ha acordado la reapertura de las ciudades de Ourense, A Estrada y Santiago de Compostela.

Estas restricciones con el país vecino, que serán comunicadas por la Xunta al Ministerio de Asuntos Exteriores y la Delegación del Gobierno, podrían implicar tener que decretar el cierre perimetral total de Galicia, aunque Núñez Feijóo espera que no sea así, ya que el territorio gallego ya se encuentra confinado ‘de facto’ por los cierres de las comunidades limítrofes de Asturias y Castilla y León.

Portugal, con casi 300.000 contagios y más de 4.500 muertos por coronavirus desde que comenzó la pandemia, se encuentra en estado de emergencia. El Gobierno portugués adoptó nuevas restricciones para evitar contagios con ocasión de los dos puentes festivos que se celebran en diciembre, el de la fiesta de la Restauración de la Independencia y el día 8, festividad de la Inmaculada. Así, durante estos dos fines de semana la circulación se verá limitada entre las 13.00 horas del sábado y las 05.00 del domingo, y entre las 13.00 horas del domingo y las 05.00 horas del lunes. El 7 de diciembre, el comercio también cerrará a las 15.00 horas.