Los alcaldes de Madrid y Badajoz instan a los Gobiernos ibéricos y a la UE a priorizar la conexión Madrid-Lisboa

El acto ha contado con la presencia del embajador portugués que ha mostrado su apoyo

Comparte el artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha firmado este lunes en el Palacio de Cibeles junto al alcalde de Badajoz, Francisco Javier Fragoso, y en presencia del embajador de Portugal, João Mira-Gomes, una declaración institucional de apoyo al desarrollo del Corredor Sudoeste Ibérico, un texto con el que ambos regidores definen como “estratégico” el desarrollo económico, social y ambiental de esa zona de la península ibérica. Ambos consideran que para el propio progreso de sus ciudades es esencial la existencia de conexiones ferroviarias de calidad que permitan la circulación de personas y mercancías.

Las ciudades de Madrid y Badajoz configuran los puntos extremos en el territorio de España del llamado Corredor Sudoeste Ibérico, que continúa en territorio portugués en las ciudades de Elvas y Campo Maior, hasta llegar a Lisboa. Por tanto, ambos alcaldes exigen que los Gobiernos y Parlamentos de España y de Portugal prioricen esta conexión entre las dos capitales ibéricas: Madrid y Lisboa. Tras la firma del memorando, Almeida ha explicado que este es un “acto de justicia y de reparación de la memoria, de reivindicación inaplazable en términos de comunicación y cohesión social y económica para vertebrar una nación y fortalecer relaciones con una nación hermana”.

La declaración institucional recuerda el incumplimiento del acuerdo firmado en 2003 entre los Gobiernos de España y Portugal y posteriormente ratificado en 2004 por el Parlamento y la Comisión Europea. Acuerdo en el que se comprometían a conectar Lisboa/Sines con Madrid mediante una nueva línea de ferrocarril para mercancías, que entrase en funcionamiento en el año 2008, y mediante una línea de alta velocidad para pasajeros en el año 2010.

En este sentido, el texto insta a que los Gobiernos y Parlamentos de España y Portugal “prioricen esta conexión entre las dos capitales ibéricas y que se tomen todas las decisiones necesarias para que en 2021 esté finalizada la conexión ferroviaria Lisboa-Madrid por Caya; que en 2025 entre en marcha la conexión ferroviaria electrificada completa entre ambas capitales y que en 2028 esté lista la línea de alta velocidad”. Además, solicita a la Unión Europea que esta hoja de ruta se cumpla “con la mayor urgencia”, para permitir “impulsar la transformación de este espacio entre las dos capitales ibéricas como un nuevo eje de desarrollo europeo”.

Recientemente Renfe ha manifestado su simpatía por la propuesta de establecer un tren Talgo diurno, de ida y vuelta, Madrid-Lisboa, por Badajoz. El acto ha sido una iniciativa de la Plataforma del Corredor del Sudoeste Ibérico, liderada por Antonio García Salas.

Noticias Relacionadas

Deja un comentario