Español Português

Queda menos de una semana para las nuevas elecciones parlamentarias, que se presentan con incertidumbre por una serie de factores difíciles de calibrar, como las actitudes de bloqueo de la investidura de un gobierno monocolor o de coalición. También la exhumación de Franco, la sentencia del procés independentista, el reparto del abstencionismo entre la izquierda y la derecha y la aparición de una tercera izquierda (Más País) entre el PSOE y Podemos, son elementos que pueden variar las mayorías. No obstante, ningún analista vislumbra una mayoría clara para el día de las elecciones.

El lunes 4 de noviembre ha tenido lugar un debate a cinco candidatos (PSOE, PP, Podemos, Vox y Ciudadanos) en la televisión pública. El debate se dividió en cinco bloques de 25 minutos cada uno: cohesión de España, política económica, política social e igualdad, calidad democrática y política internacional.

A diferencia de Portugal, en España se necesita una mayoría parlamentaria, en la sesión de investidura, para que el candidato elegido por el jefe del Estado (el más votado o el que más apoyos públicos de otros partidos haya obtenido) sea finalmente presidente del Gobierno.

EL TRAPEZIO ha buscado menciones a Portugal en los programas de los principales candidatos nacionales y sólo hemos encontrado en el PSOE y Podemos. El programa PSOE cita el «modelo exitoso» del gobierno portugués con apoyo externo parlamentario. En el programa de Podemos se apuesta por la «mejora de las conexiones ferroviarias internacionales con Francia y Portugal». Por otro lado, Más País y Ciudadanos han hecho referencias a lo «peninsular» o lo «ibérico», sin tener en cuenta que implican a Portugal.