Español Portugués, Portugal

Los cinco proyectos de ley del PS, BE, PAN, Iniciativa Liberal y PEV recibieron suficientes votos favorables para que se aprobasen y sean sometidos a discusión en la especialidad (comisión parlamentaria). La propuesta del Partido Socialista (PS) fue la que tuvo más votos a favor (127), 86 en contra y 10 abstenciones. El segundo más votado fue el del Bloco de Esquerda, que obtuvo 124 votos a favor, 85 en contra y 14 abstenciones.

Ahora hay por delante de todo el proceso legislativo. Los proyectos de ley van a parar a la Comisión de Asuntos Constitucionales, Derechos, Libertades y Garantías. Es necesario llegar a un texto común, pero el primer paso se ha dado en esta votación histórica. Asimismo, no se espera que las negociaciones en la especialidad sean difíciles ya que los proyectos de ley son muy similares y el Partido Socialista ya ha dado a conocer que tiene la intención de que la ley se apruebe incluso antes del verano, en una votación global final.

No obstante, la aprobación del texto final en la especialidad puede retrasarse si la iniciativa de someter a referéndum la eutanasia obtiene las 60.000 firmas necesarias. En caso de que se apruebe pronto, el texto común debe ir a Belém para que Marcelo Rebelo de Sousa pueda sancionar o vetar.

Portugal vive así un momento histórico, similar a lo que también sucede en España. La semana pasada, el Parlamento español votó a favor del proyecto de ley del PSOE. La iniciativa fue muy criticada por los partidos de la derecha, pero terminó aprobada con 201 votos a favor. Al igual que en Portugal, también se debatirá en comisión parlamentaria antes de someterse a una votación final.

Una de las grandes sorpresas de esta votación en Portugal es que los cinco proyectos de ley han aglutinado una amplia mayoría. Otra curiosidad fue la posición de todos los miembros del Partido Comunista Portugués (PCP) en contra de las cinco propuestas y también en contra de la celebración de un referéndum. En cuanto al PSD (centro-derecha), Rui Rio votó a favor de las cinco propuestas y, cuando se le preguntó sobre el grupo de diputados del PSD que tiene la intención de proponer un referéndum, aseguró que no quiere «alimentar» polémicas.