Español Portugués, Portugal

Tres décadas después, vuelven los puestos fronterizos a la Raya por la crisis del coronavirus. Esta es la medida pactada entre Pedro Sánchez y António Costa, tras la reunión que han mantenido este domingo por vía telemática.

El primer ministro luso afirmó que  «los puestos fronterizos subsisten, y serán reestablecidos los controles. No habrá turismo en los próximos tiempos entre portugueses y españoles».

El control de la frontera se hará desde ambos lados, del español y del portugués, y su objetivo es impedir el paso del turismo y de actividades de ocio, así como otros movimientos que no tengan que ver con el transporte de mercancías o la movilidad de trabajadores transfronterizos.

Portugal está adoptando medidas de confinamiento similares a España, pero sin obligación legal. Es decir, voluntarias. No obstante, en cualquier momento, pueden decretar el estado de emergencia (equivalente al estado de alarma español), si así lo solicita el presidente de la República, Marcelo Rebelo de Sousa.

Los detalles de la decisión se darán a conocer después del encuentro, también telemático, de los ministros del Interior y Sanidad de la Unión Europea, que se celebrará este lunes 16, y en donde se definirá el tipo de control sanitario en las fronteras internas y externas de la UE, para frenar el avance del coronavirus.