2022, la sociedad civil ibérica se hará notar

Comparte el artículo:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

¿Qué podemos esperar del movimiento civil ibérico durante el año 2022?

Con carácter previo, lo que todos le pedimos al 2022 es que se pueda retornar a una normalidad absoluta y la pandemia de la Covid-19 quede definitivamente controlada.

A lo largo de los meses, previo debate, se irán concretando actuaciones, que se pueden resumir en los siguientes 8 puntos.

1- Pelear para que nuestras ideas y actividades avancen en el conocimiento general de la sociedad. Hasta ahora somos conocidos en círculos especializados, y de manera algo más amplia en las zonas de frontera. Nuestra propuesta genérica es sencilla de recordar “aspiramos a que España y Portugal tengan una coordinación y una alianza cada vez más profunda, reconocible dentro y fuera de la península, una confederación ibérica, que ya está implícita en el Tratado de Amistad entre los Estados”. Como aspiración utópica, para cuando las circunstancias lo permitiesen y en las sociedades hubiese un amplísimo consenso, somos partidarios de la “unión ibérica”.

2-Nuevo Tratado de Amistad y Cooperación; vamos a seguir y reclamar el cumplimiento del ambicioso acuerdo entre los Gobiernos de España y Portugal, firmado durante la última Cumbre Ibérica celebrada en Trujillo, en octubre de 2021, que vino a actualizar, sin derogar el anterior Tratado firmado en 1977, en plena Transición democrática.

En este sentido esperamos transparencia e interlocución con la Instancia de seguimiento, a nivel político, de las decisiones tomadas en las Cumbres.

3- Realizar una labor permanente de seguimiento de los acuerdos de cooperación de los Gobiernos, particularmente la Estrategia Común de Desarrollo Transfronterizo, que, por el momento, transcurrido más de un año desde su aprobación, presenta un nivel de ejecución y de participación civil escaso. Aspectos educativos, sanitarios, servicios sociales, de emprendimiento, tienen aún un grado de conocimiento social y de ejecución escasos. Isabel Ferreira como secretaria de Estado de Valorización del Interior, del lado portugués, está haciendo un trabajo muy activo, pero hemos constatado la dificultad de plasmar los acuerdos en cuestiones concretas, como el de compartir servicios educativos y sanitarios en zonas de frontera.

Del lado español, Francisco Boya, como secretario general para el Reto Demográfico, tiene la responsabilidad de dar visibilidad y de ejecutar los acuerdos.

Esperamos que la gobernanza prevista en la Estrategia Común de Desarrollo Transfronterizo, “asegure la divulgación de los resultados a la población local y genere nuevas iniciativas que puedan integrarse en el desarrollo de la estrategia”, tal y como prevé su texto.

4- Durante el próximo año pediremos a los Gobiernos que empiecen a desarrollar el artículo 3 apartado del Tratado de Amistad entre España y Portugal que establece la promoción de mecanismos estructurados de diálogo entre las sociedades civiles de ambos Estados. Las diferentes organizaciones vinculadas al Foro Cívico Ibérico, formamos parte de esa sociedad civil y reclamaremos ser tenidos en cuenta para el diseño y la implementación de un grupo de trabajo civil que aporte ideas y desarrolle actuaciones concretas en el marco de la cooperación entre los Gobiernos.

5-Para 2022 nos proponemos difundir al máximo el libro editado por EL TRAPÉZIO “Iberia tierra de Fraternidad” (que se puede adquirir por 15 € enviando un e-mail a [email protected]) que recoge el pensamiento más actualizado del iberismo contemporáneo. Tenemos previstas para el primer semestre del año presentaciones en Barcelona, Madrid, Badajoz, Olivenza, Sines y Ourense, de las que iremos informando. Puedes apoyar al movimiento comprando el libro.

6- Esperamos acudir a la XXXIII Cumbre de los Gobiernos de España y Portugal, que se debe celebrarse en el otoño de 2022. Durante la cumbre previsiblemente presentaremos el III Manifiesto Ibérico. También esperamos obtener algún tipo de presencia dentro de la programación institucional.

7-A principios de este año verá la luz el Curso de Intercomprensión Español-Portugués, resultado del acuerdo entre la Organización de Estados Iberoamericanos y El TRAPEZIO con la colaboración de la Plataforma Civil Ibérica. En un primer momento se destinará a los funcionarios de la OEI; esperamos que pueda abrirse al público en general más adelante. El impulso de la intercomprensión, entre nuestros idiomas portugués y español, nos permite reforzar la comunidad lingüística iberoamericana. Es para nosotros un honor y un reconocimiento que un organismo internacional, como la OEI, haya recogido nuestra iniciativa.

8- En 2022 pretendemos retomar, si la pandemia lo permite, la asistencia a la conmemoración anual del Couto Mixto, que se realiza en el mes de julio, invitados por su histórico impulsor, el exsenador Luis García-Mañá. El Couto Mixto fue un enclave constituido por tres aldeas Rubiás, Santiago de Rubiás y Meaus, en la Raya galego-trasmontana, que durante 700 años funcionó de manera independiente. Este lugar simboliza la naturaleza “mixta” de la Raya, así como su ancestral capacidad para la autogestión al margen de los Estados español y portugués.

Seguramente se puedan sumar otras actuaciones, que dependerán de las posibilidades y capacidades de los simpatizantes y militantes del movimiento.

 

Pablo Castro Abad

Noticias Relacionadas