La diplomacia ibérica del fútbol asume el reto del Mundial 2030 para fortalecer las relaciones peninsulares

Luis Rubiales ha afirmado que este pacto “más que una unión es una fusión”

Comparte el artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

La Candidatura Ibérica al Mundial 2030 de fútbol ha recibido este viernes su bautismo en los minutos previos al amistoso entre España y Portugal. El Wanda Metropolitano, escenario del partido, ha sido también el del acto protocolario que da oficialidad al proyecto, aprovechando la alta audiencia televisiva y los 15.000 espectadores presenciales.

La candidatura, cuyo lema es #Vamos2030, ha tenido unos padrinos de excepción con las más altas representaciones políticas de ambos países: el rey Felipe VI y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por España, así como el presidente de la República, Marcelo Rebelo de Sousa, y el primero ministro de Portugal, António Costa.

Los cuatro han dado apoyo institucional a los máximos dirigentes de las federaciones, el español Luis Rubiales por la RFEF y Fernando Soares Gomes da Silva por la FPF. Ellos dos han sido encargados de plasmar la firma al documento oficial y tras ellos, los jefes de los respectivos Ejecutivos.

Rubiales ha afirmado que este pacto “más que una unión es una fusión” y ha puesto en valor las playas, el tiempo, la gente y la gastronomía de España y Portugal. Su homólogo portugués Soares ha declarado que, tras el primer intento frustrado de candidatura en 2010 para el Mundial de 2018, en esta ocasión para 2030 se dan todas las condiciones de lograrlo, así como ha recordado los títulos y la experiencia de la organización de grandes eventos en la península ibérica.

Previamente se ha proyectado un vídeo promocional en el que aparecen ciudadanos y leyendas del fútbol ibérico enseñando y comparando el vocabulario del fútbol en portugués y en español. También se ha leído, en los dos idiomas, una declaración de ambos Gobiernos en apoyo de la candidatura, donde se dice que el proyecto tiene el apoyo entusiasta de la ciudadanía. Asimismo, los Gobiernos ibéricos afirman que será un hito histórico que ayudará a las relaciones de amistad hispanoportuguesas y a la modernización económica. Tras la foto de grupo, el Rey y el presidente de la República de Portugal se han intercambiado sendas camisetas de las selecciones con sus nombres.

Los jefes de Estado y de Gobierno se han puesto bufandas con los nombres de España y Portugal, mientras que los jugadores de ambas selecciones han llevado en la camiseta una referencia a la candidatura ibérica. La noche de la víspera se iluminaron las fachadas del estadio Metropolitano y del Ayuntamiento de Madrid en Cibeles con los colores de Portugal. Previamente a los actos, Felipe VI ha recibido a Marcelo Rebelo de Sousa en el Palacio Real y han comido juntos en una terraza de un restaurante de la plaza de Oriente.

Noticias Relacionadas

Deja un comentario