Sánchez, Felipe VI y Rebelo de Sousa conmemoran los 30 años de cumbres iberoamericanas

El presidente del Gobierno español advierte de que "queda mucho por hacer" en materia de democracia y DDHH en la región

Comparte el artículo:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reivindicado la «historia de éxito» que han supuesto las tres décadas de cumbres iberoamericanas y los logros concretos en que estas se han traducido, pero ha advertido de que en materia de democracia y Derechos Humanos aún queda «mucho por hacer» en la región.

Sánchez ha inaugurado el acto organizado por el Gobierno en Casa de América para conmemorar
los 30 años de cumbres iberoamericanas, que no ha dudado en calificar de «historia de éxito» y que ha considerado que constituyen «la mejor expresión del profundo vínculo de hermandad que nos une».

En presencia del Rey Felipe VI y del presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, el presidente ha resaltado la «continuidad y la regularidad» con la que se han celebrado las cumbres desde la primera en Guadalajara (México) en 1991, «a pesar de los profundos e importantes cambios en la región» y también ahora de la pandemia.

Las cumbres iberoamericanas, ha insistido, «son un foro único en su género» puesto que constituyen «un espacio de concertación, de diálogo, de conversación en el que participamos todos los líderes con independencia de la situación de cada país» y del color político de los gobiernos, en el que además se busca «obtener resultados» y se abordan cuestiones que tienen un impacto directo en la vida de los ciudadanos.

En este sentido, ha repasado algunos de los logros que a su juicio son más importantes, como el Fondo de Cooperación para el Agua y el Saneamiento o el Convenio Iberoamericano de Seguridad Social, y ha advertido de que «no debemos caer en la complacencia».

Reflexionar sobre el futuro

Para Sánchez, es necesario «reflexionar sobre cómo lograr que nuestra región desempeñe un papel más estratégico» en la escena internacional, apuntando algunas de las cuestiones que, según él, tendrá que abordar la Comunidad Iberoamericana en los próximos años, como el refuerzo de los sistemas sanitarios o la recuperación justa.

También habrá que trabajar, ha dicho Sánchez, «en la mitigación y adaptación al cambio climático»,
en la eliminación de la pobreza y en la lucha contra la desigualdad. «Para que nuestra comunidad tenga sentido», ha defendido, «debemos incorporar a todos, hombres y mujeres», ha recalcado.

«El respeto a los derechos de las mujeres está aún lejos de ser una realidad sólida en la Comunidad Iberoamericana», ha lamentado, subrayando también que «uno de los principales desafíos de nuestras sociedades es el asentamiento, la consolidación y el avance de las democracias».

«La democracia, el respeto al estado social y de derecho, los Derechos Humanos, la seguridad jurídica, la institucionalidad y las libertades son tareas que nos convocan a todos», ha subrayado,
incidiendo en que estos valores a veces se dan «por conquistados» pero que «exigen una dedicación constante y absoluta».

En este sentido, ha reconocido que «queda mucho por hacer a este respecto en nuestra región», aunque sin mencionar a países concretos, pero ha considerado que las cumbres iberoamericanas son precisamente un buen lugar para hacerlo. Se trata, ha abundado de «un foro especialmente valioso, que debemos conservar, proteger y cuidar y enriquecer en favor de las generaciones venideras», ha rematado.

Así las cosas, ha aprovechado para «transmitir a toda la Comunidad Iberoamericana, singularmente a sus ciudadanos, que pueden contar con el compromiso, con el esfuerzo y también
con la ilusión de España en esta tarea, informa notimerica.

Noticias Relacionadas