La Xunta estudia la creación de polígonos agroforestales cortafuegos por toda Galicia

El proyecto transfronterizo busca minimizar el riesgo y el impacto de los incendios forestales

Comparte el artículo:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

La Xunta de Galicia estudia la delimitación, con criterios técnicos, de las áreas cortafuegos para desarrollar una progresiva implantación de polígonos agroforestales que sirvan como cortafuegos en diferentes puntos de la comunidad, incluidas las zonas de la Raya.

El proyecto lo llevará a cabo a través de la Axencia Galega de Desenvolvemento Rural, tal y como ha explicado su subdirector de Planificación e Dinamización do Medio Rural, Alfredo Fernández, durante su intervención en la jornada sobre el proyecto europeo Firepoctep celebrada en Tomiño (Pontevedra).

La iniciativa es de carácter transfronterizo y busca minimizar el riesgo y el impacto de los incendios forestales. El representante de la Consellería de Medio Rural ha trasladado que estas áreas cortafuego están contempladas en la Ley de recuperación de la tierra agraria de Galicia. Su objetivo es generar discontinuidades de la biomasa que «frenen o atenúen el avance de los fuegos mediante la implantación de la actividad agrícola, ganadera o forestal más idónea para este fin».

Estas áreas, indica la Consellería en un comunicado, son zonas prioritarias para el desarrollo de polígonos agroforestales de iniciativa pública, aunque también se pueden promover por iniciativa privada.

El departamento autonómico ha recordado que el proyecto Firepoctep está impulsado por el Programa de Cooperación Interreg VA España-Portugal (POCTEP) 2014-2020 y financiado en un 75 % con Fondos FEDER.

Su presupuesto total es de 5,6 millones de euros y entre sus objetivos están -además de minimizar los daños de los incendios-, identificar las zonas estratégicas de gestión para alcanzar este fin, a través de una gestión integral del paisaje frente al cambio climático global. Asimismo, busca fomentar la inversión pública y privada mediante experiencias piloto en el marco de la Economía Verde Circular y la investigación de nuevas oportunidades de mercado.

Por otro lado, el proyecto pretende también educar a la población rural fija y ocasional sobre el riesgo de los grandes incendios forestales, las buenas prácticas preventivas y la autoprotección, además de capacitar y equipar al personal de los operativos transfronterizos.

Noticias Relacionadas