El turismo ante FITUR 2022

Comparte el artículo:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

Ahora es cuando hemos de preparar la postpandemia. Tenemos que creer en el modelo español como lo que es: un referente inequívoco de éxito y posibilidades. Hay que superar la crisis sanitaria, pero entre tanto conocemos aspectos que han de mejorarse. Sabemos, por ejemplo, que hemos de comercializar mejor, y que hay que aprovechar las posibilidades de la digitalización para encontrar y conocer mejor lo que los clientes demandan. De todo eso conoceremos propuestas en la Feria Internacional de Turismo, FITUR 2022, que se celebrará en las instalaciones de IFEMA, en Madrid, entre los días 19 y 23 de enero, en la que los países ibéricos tendrán una destacada presencia.

Es el momento. Hay que trabajar en un Plan Estratégico para la primera industria de España y posiblemente también de Portugal. El sector goza de unos excelentes cimientos, basados en los años de experiencia en los que se han consolidado empresas de enorme calado, y en los que ha sido evidente la evolución de los profesionales cada vez mejor formados en los estratos directivos -otra cosa son los trabajadores eventuales, a los que hay que seguir apoyando para incrementar sus conocimientos-. En general el sector ha respondido con firmeza al COVID y también ha padecido graves dificultades específicas, algunas habrían podido evitarse.

Los riesgos y las oportunidades en la recuperación siguen estando ahí, dependemos de circunstancias variables como la seguridad sanitaria, incluso de la estabilidad política, económica y social, o la evolución de los mercados exteriores, pero ante todo han de ser decisivas las decisiones de los profesionales.

Además de los controles fronterizos, España ha de esforzarse aún más en la promoción exterior, ser más ágil en la gestión de visados con determinados países, posicionarse mejor en el mundo on line; asegurar la conectividad en el transporte; y complementar el turismo de sol y playa con el urbano y el de la España vacía, el cultural. Tenemos que aplicar la que yo llamo Teoría del Seis, que incluye las tres D: diversificar, desestacionalizar y digitalizar y la de las tres S: sostenibilidad. seguridad y servicio. Hay que ser competitivos y ofrecer calidad.

A la continua renovación de las instalaciones hoteleras, hay que añadir la atención hacia las posibilidades que aportará el 5G a los servicios; o la necesidad de consolidar la industria agroalimentaria de calidad, etc.

Necesitamos legislaciones compatibles entre Comunidades, como la relativa a los pisos turísticos; y afrontar con inteligencia retos sociales como los que antes de la crisis se derivaban de la gentrificación, y que volverán.

Por otro lado, hay que iniciar la transformación de determinados destinos maduros que sufrieron crecimientos descontrolados, asegurar la conectividad.

Somos el mejor destino turístico del mundo. Nuestras empresas son muy dinámicas, como nuestros grandes cocineros o viticultores. Tenemos que ser audaces y confiar en nuestras posibilidades. Es imprescindible afrontar ese Plan Estratégico para el Turismo y, quizás, exigir un Ministerio de Turismo, que coordine las competencias supra comunitarias y supra municipales en la materia, capaz de exigir a Europa un compromiso con la economía real.

Ojalá el virus desaparezca en este Año Jacobeo, pero hasta entonces debemos aprender a convivir y a sobrevivir. Juntos lo haremos mejor. La normalidad llegará con el turismo y, con ellos, las divisas.

Alberto Barciela – Periodista. Miembro de la Mesa del Turismo de España

Noticias Relacionadas