Español Portugués, Portugal

Creado en 1974, poco más de quince días después de la revolución que liberó a Portugal de una dictadura que duró cuatro décadas, el PSD es uno de los dos mayores partidos nacionales. Con una ideología liberal a nivel económico y más conservador en lo que gira en torno a cuestiones sociales, la fuerza de centro-derecha lideró (solo o en coalición) 11 gobiernos en la III República Portuguesa, que es un número récord en la democracia lusa.

El último primer ministro «naranja» (como también son llamados «cariñosamente» por la población) fue Pedro Passos Coelho, quien atrapó los llamados años de la crisis y que fue sucedido por el socialista António Costa. Desde que pasaron a la oposición hemos visto un período de cierta inestabilidad que, sumando a los débiles resultados, han dado lugar a elecciones para decidir quién será el próximo líder de la histórica fuerza política que inspiró algunos de sus principios en el SPD alemán.

Para postularse al «trono» de los socialdemócratas estaban Rui Río (líder en el cargo), Luís Montenegro (figura cercana al ex primer ministro Passos Coelho) y Miguel Pinto Luz (vicepresidente del municipio de Cascais). La primera vuelta de estas elecciones culminó con una victoria para Río, pero como no obtuvo la mayoría absoluta, se quedó a medio punto de la misma (299 votos), teniendo que ir a las urnas de nuevo.

La segunda vuelta de estas elecciones primarias, que tendrá lugar el próximo sábado, se opondrá a dos generaciones y dos estilos muy diferentes de hacer y estar en política. Río y Luís Montenegro en este momento «luchan» no sólo por el liderazgo del PSD, sino también por la oportunidad de sentarse en el asiento del primer ministro en el Palacio de San Bento.

Pero, ¿quiénes son los hombres que pretenden dirigir el Partido de Sá Carneiro?

Rui Río, que ganó por su trabajo en el ayuntamiento de la ciudad, fue una de las voces que se levantó contra el escaso vínculo entre la ciudad invicta y Vigo y cómo estos débiles accesos dificultan que la eurorregión sea más valorada. Después de la salida del ejecutivo del ayuntamiento, el siguiente paso fue la candidatura para la dirección de un partido donde dos veces fue vicepresidente (entonces eran los líderes Barroso y Pedro Santana Lopes). Fue contra Santana Lopes quien, en 2018, celebró las elecciones que lo llevaron a la dirección del partido.

Desde su llegada la dirección ya ha pasado por unas elecciones locales, europeas y legislativas. En todo esto ha tenido resultados por debajo de las expectativsa y esta no es la primera vez que su oponente, Luís Montenegro, ha tratado de sacarlo del cargo.

Cada vez que se le acusa de los débiles resultados o de una división interna, el caso más reciente involucra a tres parlamentarios de Madeira que han ido en contra de las directivas del partido y se han abstenido en la votación del presupuesto estatal, el abogado argumenta que está en política para servir al país y no a intereses personales o partidistas.

Para lograr una nueva victoria en las primarias del PSD, Rui Rio tenderá a apostar por los que se abstuvieron y los que votaron por Miguel Pinto Luz, el tercer lugar en la primera ronda y que muy probablemente pueden ser los fieles que pueden hacer que la balanza se incline más por uno de los lados.

Pero todavía está Luís Montenegro, el passista que abandonó la Asamblea de la República tan pronto como su compatriota portuense llegó a los destinos del PSD. El presidente del PSD acusó públicamente a Montenegro de formar parte de la masonería, más concretamente de la Logia Mozart (la segunda más grande del país), y que estas elecciones no eran más que un golpe de estado de los masones para hacerse con el control del partido.

A diferencia de un estilo de hacer la política más tranquila y que es personalizado por Rui Río, Luís Montenegro no tiene miedo de decir lo que quiere y cada vez que se presenta en público no teme decir que su oponente es António Costa y no el actual líder del PSD. Montenegro, que a la edad de 46 años es uno de los rostros jóvenes del partido, ha ocupado varios cargos públicos y fue uno de los miembros de la Delegación portuguesa ante la Asamblea Parlamentaria de la OTAN. Mota Amaral o Maria Luís Albuquerque son algunas de las figuras vinculadas al partido que ya han demostrado públicamente su apoyo al segundo candidato más votado en las elecciones del pasado sábado.

 

Andreia Rodrigues es licenciada en periodismo por la Escuela Superior de Comunicación Social de Lisboa (ESCS) y es una apasionada de todas las formas de comunicación. Contar nuevas historias y descubrir nuevas culturas es algo en lo que trabaja todos los días.